Vuelve la lluvia de estrellas Oriónidas: donde, cuándo y cómo verlas

Por La Gran Época

El mes de octubre e inicios de noviembre es la ocasión anual de observar la espectacular lluvia de estrellas Oriónidas.

Son los diminutos restos del Cometa Halley que pasó cerca de la Tierra en 1986, y que se encienden en la atmósfera terrestre, viajando por el cielo como estrellas fugaces.

La nube formada por la lluvia de meteoritos Oriónidas afecta a la órbita de la Tierra entre octubre y noviembre de cada año. (NASA)

Cuándo

La tierra atraviesa la estela de meteoros de Halley entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre, pero su noche culminante es entre el 21 y 22 de octubre, con 20 meteoros por hora.

Al principio se verán 2 meteoros por hora, y al pasar los días irán en aumento, para luego declinar entre el 22 de octubre y noviembre.

Cometa Halley
Esta es una imagen del cometa Halley. El cometa Halley tarda unos 76 años en orbitar el Sol una vez. (ESA/Max-Planck)

En esa fecha la Luna Llena cercana a la constelación de Aries, opacará algunas estrellas fugaces; pero las Oriónidas son consideradas muy brillantes y muy veloces al viajar a 67 km/seg, por lo que se espera que sean visibles.

A qué hora

Para ver las Oriónidas no se necesita un telescopio. Lo mejor es buscarlas en un lugar oscuro, y verlas justo antes del amanecer, cuando nuestro planeta recibe la mayor cantidad de impactos de los meteoros.

Dónde observar

Las Oriónidas se disparan en todas las direcciones por lo que si uno se recuesta en una silla extendida y mira hacia lo alto, sin duda después de unos minutos comenzará a observarlas.

Sin embargo lo mejor es identificar a la brillante y roja estrella de Tauro, Aldebarán y  la constelación Orión. Las estrellas surgen entre Aldebarán y Orión.

Orión es una de las constelaciones más fáciles de identificar en el cielo. Se caracteriza por llevar en su constalecoón al  famoso Cinturón de Orión, visto desde la Tierra a simple vista con 3 brillantes estrellas también llamadas Las Tres Marías o los Tres Reyes Magos. 

Orión en una foto de Daniele Cataldi desde Cecchina, Italia el 24 de diciembre de 2013. (Space Weather Gallery)

En el Hemisferio Norte y Sur la dirección donde se encuentra Orión es diferente.

En el Hemisferio Norte

La primera quincena de octubreEn el Hemisferio Norte para encontrar a Orión antes del amanecer, basta disponer una silla mirando hacia el  horizonte Sur-sudoeste, alzar la vista sin alcanzar el Mediocielo y ahí están Las Tres Marías. A la derecha está la brillante estrella Aldebarán. En ese sector surgen las estrellas fugaces.

Más cerca del horizonte, Oeste, abajo a la derecha, es posible ver las estrellas fugaces Tauridas, más ocasionales.

Esta es la imagen del cielo sobre el Sur-sudoeste el 9 de octubre:

Oriónidas sobre el orizonte sur-suroeste el 9 de octubre en el Hemisferio Norte . Abajo sobre el Oeste se observan las estrellas fugaces Tauridas. (Stellarium-LGE)
Esta es la posición de Orión, Tauro y el origen de las Oriónidas en el cielo del hemisferio Norte horas antes del amanecer. (Stellarium)

En las siguientes noches, y para la madrugada de más cantidad de estrellas fugaces, entre el 21 y 22 de octubre Orión estará sobre el horizonte sudoeste.

La Luna Creciente en los momentos antes del amanecer estará invisible tras el horizonte Oeste entre la constelación de Acuario y Piscis. Aún así su luz puede opacar la vista de las  estrellas fugaces más débiles.

Orónidas el 21 de octubre de 2008. (Marsha Adams,- Space Weather Gallery)

A medida que pasan los días, antes del amanecer, Orión se observará descendiendo cada vez más cerca del horizonte Oeste.

La Luna Llena del 24 de octubre entre Aries y Tauro afectará la visibilidad. En los siguientes días la Luna gibosa menguante se desplazará cerca de las Oriónidas, ocultando la mayor parte de los meteoros.

Hemisferio Norte 25 de octubre. (Stellarium)

Hemisferio Sur

La primera quincena de octubreEn el Hemisferio Sur para encontrar a Orión antes del amanecer basta disponer una silla mirando hacia el horizonte Nor-noreste, alzar la vista sin alcanzar el Mediocielo y ahí están Las Tres Marías. Arriba a la derecha está la brillante estrella Sirio.

Abajo a la izquierda está la brillante estrella Aldebarán, y a la derecha, otra brillante estrella: estrella Proción. Entre Las Tres Marías, Alebarán y Proción, surgen la mayor cantidad de estrellas fugaces.

Esta es la imagen del cielo sobre el Nord-noreste el 9 de octubre.

Oriónidas sobre el horizonte Nord-noreste el 9 de octubre en el Hemisferio Sur. (Stellarium-LGE)
Oriónidas sobre el horizonte Nord-noreste el 9 de octubre en el Hemisferio Sur. (Stellarium-LGE)

En las siguientes noches, y, para la madrugada de más cantidad de estrellas fugaces, entre el 21 y 22 de octubre, Orión se traslada un poco más al Norte,

La Luna Creciente en los momentos antes del amanecer está visible al ras del horizonte Oeste, a la izquierda entre la constelación de Acuario y Piscis. Su luz puede opacar la vista de algunas estrellas fugaces más débiles.

Oriónidas sobre el horizonte Norte el 21 de octubre en el Hemisferio Sur. (Stellarium-LGE)

Los siguientes día, el paso de la Luna por la constelación de Tauro y Géminis cerca de las Oriónidas hacen menos visible las estrellas fugaces.

Oriónidas y geminidas con la Luna gibosa Menguante. (Stellarium)

Cómo verlas

Las estrellas fugaces Oriónicas, que recuerdan al mitológico cazador Orión, salpican el cielo en todas las direcciones del cielo.

Busque un sitio oscuro con menos interferencia de luz artificial.

En el hemisferio Norte siéntese mirando hacia el Sur-suroeste. En el hemisferio Sur siéntese mirando al Nor-noroeste.

Luego recuéstese y espere unos 20 minutos hasta acostumbrar la vista, observando la belleza de las estrellas. El cinturón de Orion con las Tres Marías o Tres Reyes Mago estarán a la vista.

Orionidas en una imagen de Bum-Suk Yeom el 21 de octubre de 2017 desde Sancheong, Corea del Sur. (Space Weather Gallery)

A continuación

Desfile celebra las 300 millones de renuncias al comunismo chino. Movimiento que sigue en aumento.

“Tuidang” o Renuncia al Partido, es un movimiento silencioso que está arrasando a China, pero pocos en Occidente lo saben. Éste está creando un desafío para el Partido Comunista Chino disolviéndolo desde adentro. Las renuncias aumentan rápidamente, con entre 90.000 y 150.000 retiros diarios. ¿Dónde terminará?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS