Video filtrado muestra a directivos de Google expresando su tendencia izquierdista

Por Bowen Xiao - La Gran Época

Un video confidencial grabado en Google se filtró a la prensa y expone a los principales directivos lamentándose abiertamente por el hecho de que Hillary Clinton perdiera las elecciones en 2016 y hablando sobre cómo la elección del presidente Donald Trump “entra en conflicto con muchos” de los valores de la compañía.

La grabación completa, originalmente marcada como “Solo interna” y filtrada a Breitbart por una fuente anónima, muestra la primera reunión semanal general de la compañía después de las elecciones presidenciales de 2016. Las perturbadoras observaciones de los máximos directivos reflejan un estado de ánimo bajo y deprimido –algunos están al borde de las lágrimas por los resultados electorales– mientras que al mismo tiempo expresan un deseo de luchar contra las políticas de Trump y remodelar la opinión pública.

Los cofundadores Larry Page y Sergey Brin, los vicepresidentes Kent Walker y Eileen Naughton, la CFO Ruth Porat y el CEO Sundar Pichai hablaron extensamente durante la reunión de una hora.

En la reunión, los ejecutivos pasaron varias veces de un discurso emotivo a uno combativo, mientras comentaban sobre planes potenciales para usar los poderosos recursos de la compañía.

“Ciertamente considero estas elecciones profundamente ofensivas y sé que muchos de ustedes también”, dijo el cofundador de Google Sergey Brin. “Entra en conflicto con muchos de nuestros valores [de la empresa]”.

En ese momento la CFO Ruth Porat dijo que tienen la obligación de “luchar por lo que es correcto y no dejar de luchar por lo que es correcto”.

“Nuestros valores son fuertes”, dijo. “Lucharemos para protegerlos y utilizaremos la gran fuerza y​ recursos y alcance que tenemos para continuar promoviendo valores realmente importantes”.

En un momento, Porat pareció contener las lágrimas al recordar el momento en que se dio cuenta de que Hillary Clinton podría perder.

El video se difunde en medio de un escrutinio intensificado de importantes compañías de tecnología y redes sociales acusadas de censurar voces conservadoras y de manipular resultados de búsqueda en sus plataformas, algo que el presidente Trump criticó recientemente. Su asesor económico, Larry Kudlow, dijo a los periodistas que la Casa Blanca realizaría “algunas investigaciones y algunos análisis” sobre Google.

El vicepresidente senior y asesor general de Google Kent Walker testifica en una audiencia ante el Comité (Selecto) de Inteligencia de la Cámara en Capitol Hill, Washington, el 1 de noviembre de 2017. (Alex Wong / Getty Images)

El Dr. Robert Epstein, psicólogo investigador sénior del Instituto Estadounidense de Investigación y Tecnología Conductual, dijo en una entrevista a La Gran Época que el video es “extremadamente perturbador“.

“Cuando un alto ejecutivo de Google dice esto, eso es muy aterrador“, dijo el Dr. Epstein. “Básicamente dicen: ‘usaremos las herramientas que tenemos para promover nuestros valores’. Para mí, eso significa que [Google] interferirá en las elecciones. Es extremadamente problemático “.

Brad Parscale, asesor de Trump, lo llamó “una amenaza para la República” y convocó a que se hicieran más investigaciones sobre la empresa.

Un portavoz de Google dijo en un correo electrónico que sus productos están diseñados “sin tener en cuenta el punto de vista político”.

“Algunos empleados y ejecutivos de Google expresaron sus puntos de vista personales después de una larga y divisiva temporada electoral”, dijo el portavoz. “No se dijo nada en esa reunión ni en ninguna otra reunión para sugerir que ninguna tendencia política haya influido en la forma en que construimos u operamos nuestros productos”.

Una agenda activa

Una investigación de la Universidad de Harvard encontró que los resultados de búsqueda no eran objetivos como afirmaba la compañía. En 2017, Google también recibió una multa de USD 2700 millones de la Unión Europea por ofrecer resultados de búsqueda tendenciosos.

Epstein, que ha pasado años monitoreando métodos de influencia, descubrió que Google tiene el poder de influir en millones de votantes a través del “efecto de manipulación del motor de búsqueda” y el “efecto de sugerencia de búsqueda” (SSE). En 2016 realizó un proyecto de monitoreo secreto que mostró que Google había ocultado resultados de búsqueda autocompletados negativos sobre Hillary Clinton meses antes de las elecciones.

“Una cosa es mostrar el poder que tienen los resultados de búsqueda, pero en el proyecto demostramos que los resultados de búsqueda de Google realmente favorecían a un candidato”, dijo el investigador.

La investigación de Epstein revisada por pares encontró que los algoritmos de Google pueden cambiar fácilmente el 20 por ciento o más de los votos entre los votantes, y hasta el 80 por ciento en algunos grupos demográficos. También descubrió que las sugerencias de búsqueda de Google pueden convertir una división 50/50 entre los votantes indecisos en una división 90-10.

Epstein además declaró que el problema con Google es que utiliza técnicas invisibles que no se pueden monitorear. “No dejan un rastro de papel que las autoridades puedan rastrear”. Epstein dijo que el video confirma el motivo de la manipulación de Google. “Si antes había alguna duda, ya no quedan dudas”.

A su vez un informe reciente encontró que más del 90 por ciento de todas las donaciones políticas hechas por empleados de Alphabet, incluyendo Google y Youtube, fueron para los demócratas entre 2004 y 2018, citando los registros de FEC.

El vicepresidente sénior de Asuntos Globales, Kent Walker, intentó desacreditar el entorno electoral de Trump como un “tribalismo autodestructivo a largo plazo”. Dijo que “la historia está de nuestro lado” y agregó que el “arco moral […] es largo pero se inclina hacia el progreso”.

Por su parte Eileen Naughton, vicepresidente de Operaciones de Personas, admitió haber escuchado de empleados conservadores de Google que “no se han sentido del todo cómodos al revelar quiénes son”. Dijo que la compañía debería ser más tolerante, incluyente y civil.

Poco después, Google despidió al ingeniero James Damore por un memorando interno que cuestionaba las restricciones a la libertad de expresión en la empresa y sugería promover la diversidad a través de otros medios que no sean la discriminación.

En cambio cuando un empleado preguntó si podían aumentar las donaciones de empleados de Google a grupos progresistas, el vicepresidente Sergey Brin dijo, “es una buena sugerencia”.

Epstein dijo que las cabezas de Google no tienen a nadie que les controle el poder que tienen.

“Los directivos de Google no rinden cuentas a nadie más que a sí mismos”, dijo.

***

A continuación

Creer en lo increíble

Muchos alemanes no creían que el Holocausto estaba sucediendo en ese momento. Hoy la historia se repite, y un crimen a gran escala está sucediendo de nuevo…

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS