Trump agradece a Kim la entrega de restos de soldados muertos en la Guerra de Corea

Por Jesús de León – La Gran Época

El presidente de EE. UU., Donald Trump, agradeció hoy la entrega de los restos de soldados estadounidenses muertos en la Guerra de Corea (1950-1953) por parte del líder norcoreano Kim Jong-un.

Este acto supone un paso más en el cumplimiento de los acuerdos y promesas de la cumbre de Singapur entre ambos líderes.

“Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias, gracias Kim Jong Un”, escribió Trump en Twitter.

Previamente la Casa Blanca anunció en un comunicado que un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EE. UU., con miembros del Comando de Naciones Unidas a bordo, había recogido los restos en el aeropuerto de la ciudad costera de Wonsan, al este de Corea del Norte.

“Hoy, Kim Jong-Un está cumpliendo parte del compromiso que asumió con el presidente de devolver a nuestros caídos miembros del servicio militar estadounidense. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el impulso para un cambio positivo”, dice parte del comunicado.

Se trata de 55 cajas con restos de soldados, que un avión de la fuerza aérea de Estados Unidos llevó hasta Pyeongtaek, Corea del Sur. El 1 de agosto se realizará la ceremonia oficial de repatriación de los restos.

Una guardia de honor de la ONU lleva cajas que contienen restos de soldados estadounidenses muertos durante la Guerra de Corea de 1950-53 después de llegar de Corea del Norte, en la Base Aérea de Osan el 27 de julio de 2018 en Pyeongtaek, Corea del Sur. Crédito: Ahn Young-joon – Pool/Getty Images

Con esta devolución de los restos se está dando un primer paso importante para reanudar la repatriación de los restos de Corea del Norte, y reanudar las operaciones sobre el terreno en ese país para buscar a los aproximadamente 5.300 estadounidenses que aún no han regresado a sus hogares, añadió la Casa Blanca.

Después de la ceremonia oficial del 1 de agosto, los restos serán trasladados hasta un laboratorio del pentágono en Hawái para tratar de identificarlos.

La guerra de Corea se inició en la madrugada del 25 de junio de 1950 cuando tropas norcoreanas comandadas por Kim Il-sung, abuelo del actual líder, cruzaron el paralelo 38 para invadir el territorio surcoreano.

Crédito: Kim Hong-Ji – Pool/Getty Images

Una fuerza militar de la ONU, liderada por Estados Unidos, contraatacó con un desembarco en las afueras de Seúl, y la ofensiva de Pyongyang colapsó.

Luego, el 27 de julio de 1953, se firmó un armisticio, que dio lugar a un cese de operaciones militares; pero no se firmó la paz, ni se puso fin a la guerra, ni se consiguió el desarme.

Durante el encuentro entre ambos líderes en Singapur, Trump destacó el optimismo y confianza de que Kim Jong Un cumplirá sus compromisos; “principalmente en el tema de desnuclearización”, enfatizó.

El presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un firman documentos mientras el secretario de Estado Mike Pompeo (R) y la hermana de Kim, Kim Yo Jong (L), observan la ceremonia de firma durante su histórica cumbre entre EE. UU. y Corea del Norte en el Hotel Capella de la Isla Sentosa en Singapur, el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

“Hoy tuvimos una reunión histórica y decidimos dejar el pasado atrás, y estamos a punto de hacer un cambio histórico“, dijo Kim en la histórica cumbre.

Resulta muy simbólico que esta entrega de los restos tiene lugar el día en que se celebra el 65 aniversario de la firma del alto el fuego que puso fin a la guerra de Corea.

Además ocurre en un momento de acercamiento tras la cumbre de Sinagupur, en la que Trump y Kim se comprometieron a mejorar las relaciones bilaterales y a conseguir la desnuclearización. En igual medida se espera que esta buena relación abra puertas a la paz entre los países participantes en esta guerra y para la península coreana.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS