41 Legisladores de Minnesota se oponen a los Institutos Confucio

Por La Gran Época

Cuarenta y un legisladores de Minnesota, Estados Unidos, escribieron a dos universidades del Estado, pidiéndo que cierren sus Aulas e Institutos Confucio.

Ellos advirtieron que están financiados total o parcialmente por el régimen comunista chino. Su propósito declarado es enseñar el idioma y la cultura china; pero algunos funcionarios en el exterior dicen que los Institutos son en realidad una iniciativa de propaganda y espionaje.

“Escribimos sobre la presión de los Institutos Confucio dirigida por el gobierno chino para intimidar a los académicos, y sobre sus agresivos intentos de desviar el discurso académico en relación con la República Popular de China”,  dice la carta del senador estatal Jim Abeler, firmada conjuntamente por otros 40 legisladores estatales y dirigida al presidente Ashish Vaidya de la Universidad Estatal de St. Cloud.

El documento cita un informe de la Asociación Estadounidense de Profesores Universitarios (AAUP), que sostiene que los institutos “funcionan como un brazo del estado chino” e “ignoran la libertad académica”.

“La mayoría de los acuerdos que establecen los Institutos Confucio contienen cláusulas de no divulgación, y concesiones inaceptables en favor de los objetivos y prácticas políticas del gobierno de China”, agrega el documento.

Un análisis comunicado por la AAUP, señala que las “conexiones de los Institutos Confucio con las agendas e intereses políticos nacionales (Partido Comunista Chino) requieren que estos se establezcan en sitios donde puedan cumplir sus mandatos de manera abierta sin amenazar la independencia e integridad de las instituciones académicas en los países de acogida”.

“Permitir que terceros controlen los asuntos académicos es inconsistente con los principios de la libertad académica, el gobierno compartido y la autonomía institucional de los institutos y universidades”. La AAUP dijo que se unía a la petición de la Asociación Canadiense de Maestros Universitarios (CAUT) para recomendar que las universidades suspendan su participación en Institutos Confucio”.

La intención política de los Institutos Confucio fue expresada en un comentario en 2009 por Li Changchun, entonces jefe de propaganda del régimen chino, cuando describió los institutos como una “parte importante de la configuración de propaganda en el exterior de China”.

Los críticos han dicho que los institutos proporcionan información parcial o evitan temas que el régimen chino considera sensibles, como Taiwán, la masacre de la Plaza de Tiananmen, sobre Tíbet y la práctica espiritual Falun Dafa.

En una respuesta a Abeler, Vaidya dijo que la escuela “revisa continuamente estos programas y se asegura de que [los Institutos ​​Confucio] funcionen en el mejor interés de los estudiantes y las comunidades a las que servimos”.

Abeler y sus colegas también escribieron a la Universidad de Minnesota.

Además:

Stop Instituto Confucio de España pide su cierre en universidades y escuelas públicas

Institutos Confucio bajo revisión en Nueva Gales del Sur

Entrevista a Goran Lindblad sobre los Institutos Confucio:

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS