Aquarius y dos naves italianas llevan 629 inmigrantes rumbo a Valencia

Por La Gran Época

A mediodías del miércoles 13 de junio, la nave Aquarius de Médicos Sin Fronteras se encontraba al sur de Sicilia, con 51 mujeres, 45 hombres y 10 niños rumbo a Valencia, España.

La acompañan dos naves italianas, quienes trasladan otros 400 inmigrantes, de los 629 rescatados en el Mar Mediterráneo cerca de Malta, y que estaban en el Aquarius.

La situación se complicó días atrás cuando Malta e Italia negaron el ingreso de los refugiados en sus puertos, mientras las autoridades de ambos países discutían de quien era la responsabilidad de acogerlos. Por la cercanía, Malta era el puerto más vecino.

“Las personas a bordo del Aquarius dicen a nuestros compañeros que están contentos de poder dirigirse finalmente a un puerto seguro, tras ser rescatadas en el Mediterráneo”, informó MSF el 13 de junio.

Inmigrantes a bordo del Aquarius (MSF)

Se espera que las naves lleguen a Valencia en cuatro días. Esperamos pasar por el estrecho de Sicilia esta tarde. La llegada al puerto de Valencia dependerá de las condiciones climatológicas, pero todo apunta a que vayan a empeorar: se esperan olas de hasta cuatro metros y un viento de más de 35 nudos (65 km/h)”, comunicó la ONG.

“Los barcos de la Marina y la guardia costera italianas también navegan hacia allí. Estamos tratando de mantener cierta distancia de ellos. Esta mañana, el mar está picado y muchos sufren mareos y nauseas”, agregó.

De acuerdo a un comunicado de MSF, las 629 personas fueron rescatadas durante la noche del sábado 9 al domingo 10, en seis operaciones de rescate y transferencia en el lapso de nueve horas.

“Todas bajo las instrucciones de la Coordinación de Rescate Marítimo Italiano (IMRCC)”, afirmó MSF.

Inmigrantes a bordo del Aquarius (MSF)

Aquarius recibió una transferencia de 129 personas del barco de la Guardia Costera Italiana (CP 312), seguido de otros 64 de un segundo barco de la Guardia Costera italiana (CP 319) y finalmente 88 sobrevivientes de un tercer barco de la Guardia Costera italiana (CP 267).

Posteriormente, el buque San Giusto asistió a los equipos del Aquarius para transferir 119 personas recogidas por el barco mercante MV Jolly Vanadio. En total Italia les traspasó 400 inmigrantes, los cuales ahora traslada a España.

“La MRCC italiana coordinó todas estas acciones desde el principio y asumió la responsabilidad del rescate de todas estas personas. Sin embargo, a pesar de trasladar a las personas rescatadas por la marina italiana y por los guardacostas al Aquarius, la MRCC italiana se negó a asumir la responsabilidad de llevar a las personas rescatadas a un puerto seguro”, dijo MSF.

Por su parte Italia se excusó informando que envió una carta a las autoridades de Malta para recibir a los refugiados, quienes habrían sido recogidos en aguas competentes.

“La isla no puede seguir alejándose del otro lado cuando se trata de respetar convenciones internacionales precisas sobre la protección de la vida humana y la cooperación entre los Estados. El Mediterráneo es el mar de todos los países que lo pasan por alto y uno no puede imaginar que Italia continúe enfrentando este gigantesco fenómeno en soledad. Es por eso que le pedimos al gobierno de Valletta que dé la bienvenida a Aquarius para primeros auxilios a los inmigrantes a bordo. Seguiremos salvando vidas humanas”, escribieron las autoridades italianas tres días atrás, según La Stampa.

El mismo día Italia estaba recibiendo en sus puertos más de 900 refugiados más.

El ofrecimiento de España fue una solución. La agencia Efe informó que Valencia ha empezado a desarrollar la operación Esperanza Mediterráneo para acoger a los inmigrantes que, además de atención sanitaria tendrán el estatus de refugiados y personas de acogida por la situación de “emergencia y excepcionalidad”.

 

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS