El 94 % de los mexicanos tiene garantizado acceso al agua

Por EFE

Con la inauguración de la planta desalinizadora en Ensenada, estado noroccidental de Baja California, el 94 % de los habitantes de México tiene garantizado el suministro de agua, según el Presidente Enrique Peña Nieto al inaugurar una de ellas.

Entre 2012-2018 se ha elevado el suministro de agua potable “alcanzando ya más del 94% de cobertura”, lo que significa que 14 millones de mexicanos “que no la tenían hace seis años, cuentan ya con el suministro regulado”, aseguró.

En el marco de la entrega de la planta desalinizadora de Ensenada, Peña Nieto detalló que en los seis años de su gobierno se han construido más de 415 kilómetros de acueductos y se elevó del 40% al 63% la cobertura de tratamiento de aguas residuales.

Recientemente, apuntó, se decretaron trece reservas de agua con lo que se garantiza en el largo plazo el equilibrio entre la explotación y conservación de los recursos naturales, sostuvo el presidente mexicano.

En su discurso, Peña Nieto explicó que en región centro-norte de México, donde vive el 77% de la población, se cuenta con un 33% de suficiencia de agua; y en la región sur-sureste, donde habita el 23%, se tiene una disposición de 67% de toda el agua del país.

Peña Nieto explicó que la planta desalinizadora de Ensenada que se ha entregado este día permitirá elevar en un 33% el abastecimiento de agua para este municipio, el segundo más poblado del estado de Baja California.

La planta cuenta actualmente con una capacidad para producir 250 litros por segundo de agua potable pero cuando esté terminada podrá llegar a los 500 litros por segundo.

“Será la desalinizadora más grande de América Latina”, apostilló el presidente mexicano sobre esta planta que beneficiará a los 98.000 habitantes de Ensenada.

Con la entrega de esta planta desaladora, se garantiza contar con agua suficiente para el abastecimiento durante los próximos 20 años en Ensenada, que actualmente presenta un déficit de suministro de 244 litros de agua por segundo, explicó la presidencia de México.

Para la construcción de la planta, que opera bajo el proceso de ósmosis inversa, se requirió de una inversión total de 902,2 millones de pesos (43,9 millones de dólares), el 25,6 % de fondos federales y estatales y el 74,4 % de capital privado.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS