Trump y Kim firman un acuerdo durante la histórica Cumbre

SINGAPUR – El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder del régimen comunista de Corea del Norte Kim Jonn Un se reunieron el 12 de junio en la isla Sentosa de Singapur para una histórica Cumbre.

Trump y Kim firmaron un acuerdo de desnuclearización.

Es la primera vez que un presidente estadounidense en funciones se encuentra con el actual dictador del régimen norcoreano.

Actualización 5:34 p.m. hora local / 5: 34 a.m. EST:

El presidente Donald Trump finalizó una amplia conferencia de prensa en la que respondió preguntas durante casi una hora.

Entre sus declaraciones destacó el optimismo y confianza de que Kim Jong Un cumplirá sus compromisos; principalmente en el tema de desnuclearización.

Además dijo que el líder de Corea del Norte tiene una cantidad “muy sustancial” de armas nucleares, pero que Kim se comprometió con la desnuclearización en un proceso que será lo más completo posible, tanto a nivel físico como mecánico.

El mandatario informó que las sanciones se mantendrán por el momento, pero los ejercicios militares de “juegos de guerra” que Estados Unidos mantiene con Corea del Sur serán cancelados.

Con respecto a si él ve a Kim como un igual, Trump respondió: “Haré lo que sea necesario para hacer un mundo más seguro”.

Añadió que está seguro de que Kim es sincero en su deseo de no tener armas nucleares y de marcar el comienzo de la paz y la prosperidad para los norcoreanos.

En cuanto a los Derechos Humanos, el mandatario estadounidense dijo que presentó el tema, aunque la conversación fue breve en comparación con las conversaciones sobre desnuclearización.

“Creo que es una situación difícil”, dijo Trump. “Hablamos sobre eso hoy. Haremos algo al respecto”.

El Presidente confesó que cree que la cumbre no hubiera sucedido si no fuera por la trágica muerte de Otto Warmbier. El hombre murió en junio del año pasado, pocos días después de que el régimen de Corea del Norte lo envió a su casa en coma, después de haberlo mantenido en prisión durante 17 meses.

Trump dijo que ayudó a la gente de Corea del Norte a un encuentro con Kim. “Creo que ellos van a ser los grandes ganadores de hoy”.

Además señaló que la próxima semana que se reunirá con el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton y su equipo para repasar los detalles de los próximos pasos.

El presidente Donald Trump celebra una conferencia de prensa inmediatamente después de la cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un en la isla Santosa en Singapur a las 16 horas del 12 de junio de 2018. (Samira Bouaou / La Gran Época)

En las próximas horas Donald Trump partirá de la isla Sentosa hacia la base de la Fuerza Aérea de Paya Lebar para volar en el Air Force One.

Actualización 2:23 p.m. hora local / 2.23 a.m. EST:

Donald Trump y Kim compartieron un apretón de manos final.

Al preguntar a Trump qué fue lo que más le sorprendió de Kim respondió que el líder norcoreano tiene una “gran personalidad y es muy inteligente – buena combinación”, dijo, y agregó que es un negociador digno.

Es un muy digno e inteligente negociador. Tuvimos un día estupendo y aprendimos mucho sobre los demás y de nuestros países“.

Trump dijo que se dio cuenta que es un “hombre muy talentoso”, que “ama mucho a su país”.

Además aseguró que ambos “se encontrarán muchas veces” en el futuro.

El presidente Donald Trump sostiene un documento firmado por él y el líder norcoreano Kim Jong Un tras una ceremonia de firma durante su histórica cumbre entre EE. UU. Y Corea del Norte en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Actualización 1:43 p.m. hora local / 1: 43 a.m. EST:

Trump y Kim firmaron tres documentos, que el Presidente estadounidense llamó “exhaustivos”, sin dar más detalles. Los contenidos se darán a conocer en la conferencia de prensa de la tarde (programada para las 4 p.m. hora local).

Hoy tuvimos una reunión histórica y decidimos dejar el pasado atrás, y estamos a punto de hacer un cambio histórico“, dijo Kim. El líder norcoreano manifestó que quería expresar su gratitud a Trump por hacer posible la reunión.

El presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un firman documentos mientras el Secretario de Estado Mike Pompeo (R) y la hermana de Kim Kim Yo Jong (L) observan la ceremonia de firma durante su histórica cumbre entre EE. UU., y Corea del Norte, en el Hotel Capella de la Isla Sentosa en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Trump expresó que el proceso de desnuclearización estaba comenzando “muy rápido” y que “decididamente voy a” invitar a Kim a la Casa Blanca.

El líder norcoreano Kim Jong Un lee su documento en una ceremonia de firma con el presidente Donald Trump (no fotografiado) durante su histórica cumbre entre EE. UU., y Corea del Norte en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Actualización 1:06 p.m. hora local / 1: 06 a.m. EST:

Trump y Kim salieron del almuerzo y se dirigen a firmar un documento, sin embargo, por ahora ninguno dirá lo que contiene.

“Está yendo bien. Tuvimos una reunión realmente fantástica, de mucho progreso. Realmente, muy positiva. Yo creo que es mejor de lo que nadie podría haber esperado, lo máximo en la línea. Realmente buena”, dijo Trump.

Kim por su parte ignoró las preguntas sobre la desnuclearización y abrir sus prisiones.

Actualización 11:58 a.m. hora local / 11: 58 p.m. EST:

El almuerzo de trabajo procedió con solo los miembros de la prensa de Singapur, quienes pudieron entrar en la sala en el principio. Kim les dijo que las reuniones fueron un “preludio a la paz”.

Trump en un momento se acercó a los equipos de fotografía para comentar sobre las imágenes de la Cumbre.”¿Consiguen una buena imagen a todos? Entonces, ¿nos vemos bonitos, guapos y delgados? Perfecto”

Actualización 11:15 a.m. hora local / 11: 15 p.m. EST:

Según el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, los siguientes participantes se anunciaron presentes en el almuerzo de trabajo de la cumbre:

El presidente Donald Trump, el secretario de Estado Mike Pompeo, el jefe de gabinete general John Kelly, el asesor de seguridad nacional John Bolton, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders, el embajador estadounidense en Filipinas Sung Kim y el asistente adjunto del presidente para asuntos asiáticos Matthew Pottinger.

En el lado norcoreano, el líder del régimen comunista Kim Jong Un, el vicepresidente Kim Yong Chol, el vicepresidente Ri Su Yong, el ministro de Asuntos Exteriores Ri Yong Ho, el ministro de las Fuerzas Armadas Populares No Kwang Chol, el viceministro de Relaciones Exteriores Choe Son Hui, El primer subdirector Kim Yo Jong y el director Han Kwang Sang.

El menú incluye cócteles de gambas tradicionales con ensalada de aguacate, kerabu de mango verde con aderezo de lima y pulpo fresco, y pepino relleno coreano.

Los platos principales incluyen costilla de ternera servido con papa dauphinois y brócoli al vapor, salsa de vino tinto en el costado, cerdo crujiente agridulce con arroz frito Yangzhou con salsa de chile casera XO y bacalao a la soja con rábano y vegetales asiáticos.

Los postres incluyen tartaleta ganache de chocolate negro, crema helada de vainilla Haagendazs con cerezas coulis y tropezienne.

Actualización 10 a.m. hora local / 10 p.m. EST:

Trump y Kim tuvieron una conversación de aproximadamente 38 minutos, terminando a las 9:50 a.m.

Salieron de la reunión, donde solo estaban presentes los traductores. Desde ahí caminaron hacia una reunión bilateral más amplia.

El presidente Donald Trump le da la mano al líder norcoreano Kim Jong Un mientras se sientan con sus respectivas delegaciones para la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos, en el Hotel Capella en la isla Sentosa en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Imágenes)

Además de los dos líderes, están presentes los asistentes al acuerdo bilateral ampliado: el vicepresidente de Corea del Norte, Kim Yong Chol, el canciller norcoreano Ri Yong Ho, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Su Yong, y un traductor.

En el lado estadounidense están el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, el Secretario de Estado Mike Pompeo, el Jefe de Gabinete John Kelly y un traductor.

Al entrar en la reunión, Trump afirmó que todo iba “muy bien”. “Excelente relación”.

En tres ocasiones se le preguntó a Kim sobre la desnuclearización, pero se negó a responder.

El líder norcoreano Kim Jong Un se reune con el presidente Donald Trump durante su histórica cumbre entre EE. UU.-RPDC en el Hotel Capella en la isla Sentosa en Singapur el 12 de junio de 2018. (Kevin Lim / THE STRAITS TIMES / Handout / Getty Images)

Actualización 9:06 a.m. hora local / 9: 06 p.m. EST:

Después de conocerse Trump y Kim respondieron a los periodistas como se sentían con el encuentro.

“Me siento realmente bien. Vamos a tener una gran discusión, y creo, de gran éxito. Será tremendamente exitosa, y es un honor. Tendremos una relación excelente, no tengo dudas”.

Bueno, no fue fácil llegar hasta aquí”, dijo Kim.

El pasado funcionó como una traba para nuestros miembros, y los viejos prejuicios y prácticas funcionaron como obstáculos en nuestro camino hacia adelante. Pero los vencimos a todos, y estamos aquí hoy“, señaló el líder norcoreano.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, sonríe con el presidente Donald Trump mientras se sientan para su histórica cumbre entre EE. UU., y Corea del Norte, en el Hotel Capella en la isla Sentosa en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Se da inicio a la Cumbre

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, iniciaron su tan anticipada cumbre el martes por la mañana en Singapur.

Antes de su reunión, los dos líderes se dieron la mano e hicieron breves declaraciones ante los medios.

Kim le dijo a Trump: “Encantado de conocerlo, señor Presidente”.

El programa de la Cumbre incluye el encuentro personal, con solo traductores presentes, seguidos de una reunión bilateral en la que cada uno tiene personal presente y un almuerzo de trabajo.

Trump anunció que hablarán con los medios después de la cumbre alrededor de las 4 p.m. El mandatario estadounidense planea partir de Singapur alrededor de las 8 p.m. hora local.

El presidente Donald Trump hace un gesto mientras él y el líder norcoreano Kim Jong Un miran desde una terraza durante su histórica cumbre entre EE. UU. Y Corea del Norte, en el Hotel Capella en la isla Sentosa en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Después de una campaña de presión de un año a Corea del Norte, utilizando medios diplomáticos, económicos y militares, el gobierno Trump logró llevar a Kim a la mesa de negociaciones.

Antes de la reunión, Kim liberó a tres rehenes estadounidenses y destruyó uno de sus sitios de pruebas nucleares.

El día antes de la reunión, el Secretario de Estado Mike Pompeo dijo que Trump ve a Corea del Norte como “una verdadera misión de paz”.

Corea del Norte cambió radicalmente su posición hacia Estados Unidos en los últimos meses después de una reunión secreta entre Pompeo y Kim en Pyongyang, a principios de abril.

Antes de eso, Corea del Norte había amenazado reiteradamente con atacar con armas nucleares tanto a Estados Unidos como a sus aliados en la región: Corea del Sur y Japón.


El presidente Donald Trump se reúne con el líder norcoreano Kim Jong Un al comienzo de su histórica cumbre entre EE. UU. Y Corea del Norte, en el Hotel Capella en la isla Sentosa en Singapur el 12 de junio de 2018. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Pompeo insinuó en una conferencia de prensa en Singapur el día antes de la cumbre, que los dos líderes firmarán documentos de los acuerdos.

“Al final del día, ambos países tendrán que confiar lo suficiente en los demás y hacer la verificación de que cada país necesita que hayamos proporcionado las cosas que se requieren para lo que nos comprometemos en los diversos documentos que firmamos, tanto mañana, si firmamos un documento, como si firmamos documentos posteriores”, dijo Pompeo

“Pero cada uno de nosotros debe asegurarse de que hagamos las cosas, y tomemos las medidas necesarias para cumplir con esos compromisos. Además cuando lo hagamos, tengamos un acuerdo verificado. Si podemos llegar tan lejos, habremos tenido un cambio histórico aquí en el sudeste asiático, el norte de Asia y en todo el mundo”, aseguró el Secretario de Estado.

 

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS