Desolación en Perú al conocerse que Paolo Guerrero no jugará en el Mundial 2018

Por Jesús de León - La Gran Época

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) aumentó a 14 meses la sanción del capitán y máximo goleador de la selección peruana, Paolo Guerrero, tras dar positivo en octubre pasado en un partido contra la selección de Argentina, razón por la que no podrá jugar el Mundial de Rusia 2018.

Tras confirmarse el caso de dopaje, la FIFA impuso a Guerrero una sanción de un año que cumplió desde el 3 de noviembre pasado, por lo que no pudo jugar la repesca del Mundial ante Nueva Zelanda, pero luego su Comité de Apelación le redujo la sanción a seis meses, período que el futbolista ya ha cumplido.

Pese a esta rebaja el jugador acudió al TAS para solicitar su absolución total, medida a la que se opuso la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que reclamó en cambio que el futbolista cumpliera una sanción de entre uno y dos años, preferentemente 22 meses, según explicó el tribunal en un comunicado.

“Él creía que tenía la verdad en la mano, de hecho él debe tener la verdad en la mano, él se considera una persona justa”, dijo un aficionado.

Los peruanos se sienten profundamente desolados con la suspensión del deportista porque ven en Guerrero la figura principal del equipo nacional.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS