Periodistas protestan ante la Cumbre de las Américas

Por La Gran Época

LIMA, PERÚ.- La reunión de la Cumbre de las Américas en Perú comenzó con una protesta de los medios de comunicación el viernes 13 de abril, condenando el asesinato del grupo de prensa de El Comercio de Ecuador por parte de una guerrilla colombiana.

“¡Viva la libertad de expresión! … ¡Viva la prensa libre! Sin libertad de prensa no hay democracia”, vitorearon los periodistas.

Los líderes de Ecuador y Colombia confirmaron el 13 de abril las muertes -en manos de presuntos insurgentes colombianos- de dos periodistas ecuatorianos y su conductor, secuestrados el mes pasado.

“Lamentablemente, tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas” dijo el presidente ecuatoriano Lenin Moreno en la televisión estatal. “Parece que estos criminales nunca planearon devolverlos de manera segura”.

El reportero Javier Ortega, el fotógrafo Paul Rivas y el conductor Efraín Segarra estaban en misión del periódico ecuatoriano en la frontera entre Ecuador y Colombia cuando fueron tomados como rehenes por exguerrilleros de las FARC, el 26 de marzo.

Una fotografía publicada poco después de su secuestro, que demostraba que estaban con vida, los mostró encadenados con un candado en el cuello.

El 12 de abril, Moreno dio al grupo guerrillero 12 horas para demostrar que los periodistas y el chofer de El Comercio estaban vivos, en caso contrario enfrentarían una operación militar.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos se comprometió a cooperar y dijo que habían comenzado realizar operaciones contra los rebeldes en ambos lados de la frontera.

“Las FARC ya no existen … Son delincuentes dedicados al narcotráfico”, dijo en la cumbre en Lima. “Sentirán toda la fuerza de la ley y nuestras Fuerzas Armadas”.

“Nos faltan 3”, es el lema en las protestas de periodistas y ciudadanos en Ecuador el 13 de abril pidiendo al estado más seguridad y libertad de expresión – en honor a los tres miembros del medio El Comercio asesinados por presuntos guerrilleros. (El Comercio)

Se estima que las FARC, que lucharon durante más de medio siglo atacando objetivos militares y civiles, en general permitieron a los periodistas trabajar libremente, a menos que fueran en contra de los intereses de los guerrilleros.

Más de mil guerrilleros de las FARC se rehusaron a desmovilizarse bajo el acuerdo de paz del año pasado con Colombia y continúan practicando el narcotráfico en todo el país.

Reuters contribuyó a este informe

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS