Con velas, globos y protestas despiden a los periodistas asesinados en Ecuador

Por La Gran Época

Amigos y familiares del equipo periodístico ecuatoriano asesinado: Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y su chofer Efraín Segarra, encendieron velas y elevaron decenas de globos durante una vigilia frente al Palacio de Gobierno y la Catedral de Quito el 13 de abril de 2018.

Los tres murieron en cautiverio luego de ser secuestrados presuntamente por un grupo guerrillero colombiano.

Un gran número de periodistas, trabajadores de medios de prensa y ciudadanos, se concentraron esta noche en la Plaza de la Independencia frente al palacio de Gobierno, para exigir una acción en favor de la libertad de expresión y a la vez rendir un tributo en memoria de los tres integrantes asesinados del equipo de prensa de El Comercio de Ecuador.

“Nos faltan tres”, escribió El Comercio en sus redes sociales.

Los tres fueron secuestrados el 26 mes de marzo en la zona de Mataje, en la provincia costera de Esmeraldas (noroeste), una zona fronteriza con Colombia. Su muerte la confirmó la Presidencia de Ecuador la mañana del 13 de abril.

Según las autoridades del país y de Colombia, los autores del crimen fueron integrantes del autollamado Frente Oliver Sinisterra, un grupo armado integrado por disidentes de las FARC, bajo el mando de alias “Guacho”, reportó Efe.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo el 13 de abril del 2018 que recibió una petición para intermediar en la recuperación de los cuerpos, reportó El Comercio. “La toma de rehenes y la muerte de civiles es un acto condenable desde cualquier punto de vista”, subrayó el jefe de Delegación del CICR en Colombia, Christoph Harnisch,

Desde que se conocieron los hechos del secuestro, la Plaza de la Independencia ha sido el escenario de muestras de solidaridad con el equipo de prensa.

Tres periodistas del medio El Comercio asesinados en Ecuador. (Imágenes históricas de El Comercio de Ecuador)

Javier Ortega de 32 años. Cuando joven vivió en Valencia-España y luego regresó a Ecuador a estudiar periodismo. Desde hace seis años cubría temas judiciales y de seguridad, informó El Comercio. Entre sus noticias se destaca el problema de los desaparecidos en Ecuador y el caso Odebretcht.

Paúl Rivas habría cumplido 46 años el 25 de abril. Dejó una novia y una hija de 15 años. Se le conoce un fotorreportaje sobre familiares de personas desaparecidas, lo que le dio el premio Eugenio Espejo de la Unión Nacional de Perodistas de Quito. También fue premiado dos veces por su propio periódico.

Efraín Segarra, el “Segarrita” como lo llamaban sus colegas, tenía 60 años, padre con dos hijos; amaba a los perros… lo que una vez lo hizo cuidar hasta 12 animales abandonados.

Los globos que flotaron en el cielo nocturno de Quito, simbolizaban el anhelo de paz de los ecuatorianos, dijo uno de los asistentes a Efe.

Frente al Palacio de Gobierno, como en otras ciudades del país, numerosos manifestantes se congregaron además para pedir a las autoridades una acción más enérgica del Estado para garantizar el ejercicio de la libertad de expresión.

No solo el terrorismo afecta a los periodistas en Ecuador. Desde la aplicación de la Ley Orgánica de Comunicación, según El Comercio, esto ha permitido cientos de procesos administrativos a medios de comunicación que buscan difundir los hechos que están investigando.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS