Sara Schleper, la estadounidense que representa a México en la olimpíadas de Invierno

La estadounidense Sara Scheper, será uno de los cuatro representantes mexicanos en las Olimpíadas de Invierno.

Después de competir en cuatro olimpíadas con la bandera de su país de origen, ahora lo hace como mexicana.

Las razones son múltiples. Su esposo y sus dos hijos son mexicanos. El mayor de ellos nacido en 2008 tiene casi 10 años. Forman parte de una familia unida que siempre la acompañó en las competencias.

Foto: Sara Schleper

En una entrevista a Medio Tiempo, explicó que el amigo de su familia, Hubertus von Hohenlohe, el esquiador austríaco que compitió seis juegos por México, le sugirió aprovechar su matrimonio para participar en los juegos del 2018 como mexicana.

“Hubertus es amigo de mi familia mexicana, de mi esposo. Él me preguntó si quería participar por México y sin dudarlo le dije que sí, estoy enamorada de este país”, explicó Sara.

La esquiadora dijo a la agencia AP que conoció a su marido en Vails-Colorado, donde ella nació. A ambos los une la pasión por las carreras, a él los coches y a ella el esquí. Por otro lado el abuelo de su marido participó en las olimpíadas en el pasado. El deporte siempre los ha unido.

Foto: Sara y uno de sus hijo. (Sara Schleper)

Desde 2014 Sara Schleper es ciudadana mexicana. “Tienes que hacer lo que puedes con lo que tienes. Yo estoy sin entrenador y con mis hijos. Sabía que con Estados Unidos no iba a poder hacerlo por el tiempo de ser madre y de mis prácticas”, explicó a Medio Tiempo.

La idea de competir por su nuevo país la entusiasmó, pero para obtener la clasificación debió sortear todas esas dificultades y además registró una lesión en la rodilla derecha que la alejó de las prácticas por medio año.

Foto: Sara Schleper en familia

Cuando su familia la acompañaba en las competencias pasadas, ella comentó en su blog.”Para que las mujeres tengan una carrera y una familia, no hay necesidad de sacrificar el tiempo de la familia (…)Nunca perderemos el verdadero valor de la unión familiar tanto en la colina como fuera de ella”.

Foto: Sara Scleper esquiando con su hijo en brazos

Sin embargo dado el poco tiempo disponible para las prácticas, en 2011 ella se despidió temporalmente de las carreras bajando la última etapa del descenso vestida de minifalda y con su niño en brazos.

Con el retorno a las competencias, en 2017 en Saint Moritz consiguió para México el puesto 38 en la bajada libre, el puesto 37 en la supergigante y el 41 en el slalom gigante.

El lunes es su único día de competencia en Corea. Intentará superar la marca de Huberts de Hhenlohe en el puesto 26, lograda en 1984 en Saragevo. Para ello competirá solo el día lunes, en el eslalon gigante.

“Voy a tratar de esquiar lo más rápido que puedo”, declaró a AP. La mejor marca de México fue en 1928 en Saint Moritz, cuando un atleta consiguió el undésimo puesto.

El viernes pasado, para la inauguración de los juegos, Sara pensaba llevar la bandera de México por ser la atleta más experimentada del grupo, sin embargo se la dieron a su compañero. “Me dijeron que alguien que sea más mexicano que yo va a llevar la bandera”, declaró a Medio Tiempo, sin embargo esto no le quita las fuerzas y entusiasmo por su nuevo país.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS