Mira como este cerdo enfrenta a los carniceros y salva a su hermano en el matadero

El cerdito de este vídeo debió haber pensado en modo resuelto: “’No lo permitiré!”, cuando vio a su hermanito listo para ser sacrificado por dos funcionarios de un Matadero.

Dos carniceros ya estaban por dar muerte al animal y lo sujetaban sobre un banco, cuando este valiente cerdo embistió a uno, y luego al segundo. Este fue el resultado.

El evento ocurrió en China, y fue difundido por las redes y agencias de noticias.

El destino final de los dos animales de granja se desconoce.

Los carniceros en los mataderos realizan sus trabajos matando cerdos, vacunos y otros animales, para llenar las estanterías de los supermercados con su oferta de carne.

La matanza de animales para alimentación está regulada para que se realice sin dolor y sufrimiento. El vídeo no muestra con detalle el tipo de práctica realizada en China, sin embargo esta seguramente generó bastante estrés en los animales.

No está permitido según las indicaciones internacionales de la oficina de Asia y Pacífico de la FAO.

El caso seguramente da que pensar: ¿Como salvar a estos dos cerditos decididos a no dejarse matar?

Foto: Criadero de cerdos (Petalatino)

Antiguamente la muerte de los animales se acompañaba de una oración de agradecimiento para el alma del que sería sacrificado, y se realizaba sólo para el sustento estrictamente necesario.

Las proteínas animales para la mayoría de las dietas son esenciales para el crecimiento de los niños. Los programas alimenticios vegetarianos que no las utilizan requieren un estricto control médico, sobre todo en los infantes, para evitar enfermedades graves.

Foto: Cerdito bien atendido en una granja (Petalatino)

El Gobierno español, por ejemplo, tiene la siguiente regulación, que recuerda que los cerdos y vacunos que sirven de alimento, son también seres vivientes que hay que resguardar y proteger:

“El bienestar animal es una preocupación cada vez mayor para los consumidores españoles y europeos, que demandan no sólo alimentos más sanos y seguros, sino también obtenidos mediante prácticas que aseguren una adecuada protección animal”, de acuerdo a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS