Se burlan por sus pecas y sus hábitos nocturnos pero nadie sabe que la luz del sol es su pesadilla

Por Catherine Bolton - La Gran Época

Andrea Ivonne Monroy, de San Diego, California, tardó 23 años en aceptar las pecas que invadieron y amenazaron su vida desde que nació. Para ella, la exposición directa al sol es una auténtica pesadilla que debe evitar a toda costa.

Andrea nació con una enfermedad genética de la piel llamada Xerodermia Pigmentosa (XP). En términos simples, su cuerpo es incapaz de reparar el daño causado por los rayos ultravioleta del sol, o incluso los que provienen de cualquier fuente de luz, (por ejemplo, la iluminación fluorescente en tiendas, centros comerciales o deportivos).

La afección es muy rara y solo afecta a unas 2000 personas en todo el mundo. Pero en lugar de sentirse marginada, Andrea encontró un mecanismo asombroso para sobrellevar la situación.

Hoy en día, le encanta su piel

Ver esta publicación en Instagram

This photo was taken many moons ago. I was around 2 years old, it’s when I barely started to develop freckles. At that time, nobody new what I had yet. I remember this dog, his name was Oso, (in English is bear.) This is when I lived in Tijuana, Baja California, México. So many memories, but there’s something about this photo that puts a big smile in face. When I look back on my old photos of my self, I’ve realize how much I have grown as a human being, I feel so proud and happy to be where I am at this moment. Loving yourself is the most beautiful thing a human can do. And I am grateful with this Universe and this magnificent planet I live in to be who I am, finding my inner peace, and truly loving my self. I take a deep breath and I smile to my self, I feel so happy to be here. Just want to share a little bit of my life and thoughts.#vscocam #embracebeingdifferent #xpgirl #xerodermapigmentosum #freckles #freckledgirl #tijuana #mexico #bajacalifornia #happygirl #earthislovely #goodvibes #gratefulwiththeuniverse #nightlensblog #happiness #vscofilm

Una publicación compartida por Andrea Ivonne Monroy (@nightlensblog) el

La familia de Andrea notó que desarrollaba una cantidad inusual de pecas cuando era muy pequeña. A la edad de 5 años, fue diagnosticada con XP.

Sus padres se lo tomaron muy en serio y Andrea fue educada en casa. La familia incluso tenía su ambiente hogareño equipado con cristales especialmente matizados.

“En todos los sentidos, siempre tuve una vida diferente”, dijo Andrea al Daily Mail. “Mi mamá me enseñó a leer y escribir. Las ventanas de la casa estaban polarizadas y las cortinas cerradas si estaba en la habitación”.

En su vida adulta, Adriana todavía no sale mucho durante el día. Por pura necesidad, se convirtió en un búho nocturno. “Cuando salgo, el sol no debe tocar mi piel”, compartió.

La condición de la piel de la joven de 23 años si está expuesta a la luz solar, le puede provocar un cáncer de piel agresivo. Si ella sale de casa durante el día, tiene que usar ropa protectora. “Llevo un sombrero que tiene un plástico especial que me proteja del sol”, explicó Adriana, “no completamente, pero ayuda”. También usa guantes, jeans, botas y una chaqueta, todos de un material único para la protección contra el sol.

Ver esta publicación en Instagram

Soy feliz por el simple hecho de estar viva y ser yo misma. El amor propio es muy importante. Also this is how I protect myself from the sun. People always look at me if I am some kind of odd creature from another world. I don’t mind it, I simply smile because I love the way I look, each scar and freckle is a reminder of what I’ve been thru and still going thru. #andreaivonne #alwaysbeyourself #loveyourself #embracebeingdifferent #nightlensblog #polarr #myphotography #milkmakeup #liveyourlook #goodvibes #goodenergy #positivevibes #happyhuman #lifeisbeautiful #livinglife #lifestyle #bloggerslife #xplife #xpgirl #xerodermapigmentosum #frecklesarebeautiful #freckles #livingwithxp #smilealways #livelaughlove #livelifetothefullest #expressyourself #gratefulwiththeuniverse #springvibes

Una publicación compartida por Andrea Ivonne Monroy (@nightlensblog) el

Andrea, quien escribe una crónica de su vida en las redes sociales, publicó en Instagram una foto de su apariencia con una conmovedora advertencia: “La gente siempre me mira como si fuera una especie de criatura extraña de otro mundo”, escribió. “No me importa, simplemente sonrío porque me encanta como me veo”, continuó la inspiradora joven. “Cada cicatriz y peca es un recordatorio de lo que he pasado y de lo que aún me queda por hacer”.

Andrea apareció en el programa de televisión  The Doctors, donde fue sorprendida por el dermatólogo del programa con un procedimiento experimental con láser que cambió su vida y que podría ayudar a aliviar los efectos de la afección de su piel. Hasta la fecha, ya se sometió a 25 cirugías para extirpar células cancerosas; es probable que necesite tratamiento para tratar las células precancerígenas por el resto de su vida.

La valiente bloguera tiene numerosas visitas por su inspirador punto de vista positivo sobre la vida. Además de Instagram, Adriana tiene su propio sitio web y su canal en YouTube, llamado “nightlensblog”, en el que publica vídeos inspiradores para otras personas que se enfrentan a desafíos que aplastan el espíritu en sus vidas. XP “me hace sentir como un mejor ser humano”, compartió.

También demostró lo lejos que llegó desde sus primeros años, al rechazar los crueles comentarios de los intimidadores.

“Pensé que era la única en el mundo con XP”, continuó Adriana. “Me di cuenta que no lo era y conocí a otros que tenían lo mismo que yo. No quiero pensar en el futuro”, continuó, y explicó la filosofía que le ayudó a mantener una sonrisa en su hermoso rostro. “Solo quiero que la gente en general viva y ame la vida al límite. La vida es dura, pero siempre hay una manera de sacar lo mejor de ella”.

“Me encantan mis pecas y mis cicatrices”, concluyó Adriana. “Aprendí a amarme”.

Después de casi dos décadas, muchas personas en todo el mundo aún no saben que millones de personas inocentes son perseguidas por un régimen malvado.

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS