Adolescente baja más de 50 kilos caminando a la escuela llueva o truene. ¡Ahora está irreconocible!

Por Mariana Buendia - La Gran Época

Ser adolescente con sobrepeso no es algo fácil, incluso puede marcar la vida de un joven para siempre. Pero un chico de 16 años logró transformar su realidad y cambió radicalmente sus hábitos de vida logrando un cambio físico impresionante.

Micheal Watson, un joven de 18 años de edad de la ciudad estadounidense de Canton, llegó a pesar hasta 151 kilos con solo 16 años, y para hacerlo más difícil aún, mientras asistía a la secundaria. Su apariencia física era la de un joven alegre, pero con un sobrepeso evidente.

Afortunadamente Micheal utilizó las críticas de sus compañeros y realizó una introspección profunda que lo hizo perder peso al grado de parecer otro chico.

El joven recuerda muy bien cuando uno de sus compañeros le dijo que tenía algo en su barbilla, entonces él se frotó, pero el chico le contestó “No, la tercera hacia abajo”. Este comentario realmente lo marcó y fue muy doloroso, dijo Micheal a CNN. “Mi autoestima era cero”.

Lo increíble de este adolescente fue que logró transformar todos estos sentimientos negativos en la energía que lo impulsó a tomar la decisión definitiva de realizar un cambio radical en su estilo de vida.

Las dos medidas que aplicó parecen simples, pero requirieron de gran determinación y disciplina. En primer lugar mejoró sus hábitos alimenticios.

En una entrevista a Fox News señaló: “Realmente me gustaba la comida para ser honesto contigo, la pizza era mi favorita”. Pero Micheal era consciente que comer pizza y pasta todos los días no era lo adecuado.

Así comenzó con una dieta mucho más saludable, la cual actualmente incluye avena, huevos, entre otros alimentos nutritivos.

El otro cambio definitivo fue agregar actividad física a su vida diaria, pero escogió una manera tan natural y funcional que encajó perfectamente en su tipo de vida. Michael comenzó a caminar diariamente para ir y volver de la escuela, unos 4 kilómetros diarios.

Su determinación fue realmente impresionante, pues este objetivo lo cumplió a pesar de cualquier adversidad que encontró en su camino. Incluso en tiempos de lluvia o situaciones que fácilmente hubiesen sido aprovechadas como pretexto para no cumplir su cometido, él persistió. Una voluntad y disciplina realmente ejemplar.

“Necesitas quererlo hacer tú mismo y cada día es un nuevo día”, enfatizó al mimo medio.

Los resultados de su cambio fueron impresionantes, Micheal logró perder en un año 52 kilos. Ahora su apariencia es la de un chico sano, delgado y con mucha más seguridad de sí mismo.

Sus profesores en la escuela, tanto el director como el asesor familiar, señalaron que la historia de Micheal se convirtió en la inspiración y ejemplo de muchos.

“Es un ejemplo de crecimiento personal valiente poco habitual en un estudiante de secundaria”, dijo el asesor familiar Terrance Jones a CNN.

Micheal, ahora se encuentra en un programa de artes culinarias en la escuela y quiere continuar perfeccionando este oficio después de graduarse. Pero no solo la cocina es su pasión, también sueña con llegar a ser actor.

Definitivamente, cuando hay un cambio externo es un reflejo de un cambio interno, y la necesidad de llevar una vida sana y feliz fueron la inspiración necesaria para dar el primero paso.

Un gran ejemplo para muchos estudiantes que hoy en día sufren las consecuencias del sobrepeso: lo importante es intentarlo y no darse por vencido.

Mira el video a continuación: 

Mira cómo este chico con síndrome de Down se entera que fue admitido en la universidad

 ¿Te gusto este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS