Todos suspiran al ver a una niña pequeña que “rompe la formación” de soldados para abrazar a su papá

Por Louise Bevan- La Gran Época

Una familia militar, de Carolina del Sur, esperaba con impaciencia el regreso de su amado esposo y padre, el Teniente Primero Daniel Oglesby.

Daniel y su esposa, Kristine, no tenían idea de como reaccionarían sus dos hijas ante el regreso a casa de su papá. La pequeña, en particular, ¿Recordaría a su papá? Resultó que no tenían nada de qué preocuparse.

Karis, de dos años de edad, se emocionó tanto al ver a su papá parado en la primera fila de su ceremonia militar de retorno a casa, que rompió la formación de rango y se apresuró a atravesar el pasillo para abrazarlo.

La pequeña Karis reconoció la cara de Daniel entre los casi 300 soldados de Fort Carson que regresaron a casa después de nueve meses en el Medio Oriente y no podía esperar ni un segundo más para darle la bienvenida con el fuerte abrazo que ella tanto deseaba.

Daniel fue desplegado a Kuwait con el 3er Equipo de Combate de la Brigada Blindada, según  The Wichita Eagle. Dejó a su esposa y a sus dos pequeñas hijas, Layla, de 4 años y a su dinamita bebé Karis. Durante su larga ausencia, Kristine se aseguró que las niñas no se sintieran solas y recordaran a su padre y una de las herramientas que utilizó la adorable mamá fue un hermoso libro llamado Lily Hates Goodbyes.

En el libro, una niña pequeña llamada Lily le da la bienvenida a su padre que regresa a casa después de un largo despliegue y corre a darle un fuerte abrazo de oso.

Karis, inspirada por la historia, decidió hacer lo mismo durante el regreso a casa de su padre. ¿Pero lo mejor de todo? En estricto sentido, se suponía que Daniel no rompería filas hasta que terminara la ceremonia, pero el cariñoso padre se sentía emocionado por el dulce gesto de su hija y se mostraba impaciente por abrazar a su pequeña. Se agachó y le dio a su niña un fuerte abrazo. “Ella no pudo contenerse”, le dijo a  KKTV 11 News. “No iba a decirle que no”.

Las emotivas imágenes tocaron los corazones de las familias militares en todo el mundo y se volvieron virales en internet.

Después de recibir el afectuoso abrazo que necesitaba, Karis regresó con su mamá, eufórica.

“Ese momento fue de la familia”, comentó Daniel en una entrevista con Today, “así que pensé la saludaría, le daría un beso en la cabeza y luego le diría que me reuniría en un momento con ella, después que terminaran con la presentación. Ese era su momento”, añadió.

“Es duro estar lejos de la familia durante más de ocho meses. No hay mucha gente que se interponga en la manera en la que [los niños] vean a sus padres y definitivamente no iba a ser yo”.

Kristine sabía que sus hijas querían saludar a su padre de la misma manera que Lily la del libro infantil y alentó por completo su ambición amorosa. Aunque, “no tenía ni idea que Karis lo haría durante la ceremonia”, admitió más tarde.

“Pero al mirar hacia atrás,” agregó Kristine, “ella no tenía idea lo que significaba la ceremonia o cuáles eran las restricciones.” Por fortuna para todos los involucrados, Karis recibió su abrazo, Daniel disfrutó del momento más dulce e internet compartió el conmovedor video que no se olvidará tan rápido.

Daniel, está de acuerdo en que estar lejos de la familia es “la parte más difícil de este trabajo”. Los reencuentros no compensan por completo el tiempo perdido, explicó, pero ese primer abrazo es un “momento dulce” que vale la pena esperar.

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS