Perrita hallada en un sucio y frío sótano salta de alegría cuando la liberan

Por Doris Cohen - La Gran Época

Tanto el abandono como el maltrato son manifestaciones de la poca compasión que se siente por otro ser vivo, y es muy deprimente cuando las víctimas son animalitos que no tienen cómo defenderse de las manos inescrupulosas de los abusadores.

Los nuevos dueños de una vivienda quedaron consternados cuando se encontraron con un inesperado huésped viviendo en el lúgubre sótano de su casa.

La perrita de raza pitbull estaba encadenada y obviamente abandonada a su suerte. Aunque no pudieron determinar cuánto tiempo llevaba encerrado el pobre animal, sí sabían que tenían que sacarlo de esas condiciones indeseables.

La casa no tenia electricidad y estaba muy fría y oscura, así que cuando bajaron al sótano con la linterna encendida, fue cómo una luz de esperanza para la temerosa perrita.

Lo cierto es que cuando la hallaron, la perrita brincaba de alegría y no paraba de mover su cola, tal vez presintió que había llegado la llave de su anhelada la libertad.

Era tanta su felicidad que no paraba de saltar y mover su colita, que la llamaron “Habichuela saltarina”.

Aunque Habichuela Saltarina -así la apodaron porque no paraba de contorsionarse y saltar- no se veía desnutrida, el veterinario determinó que tenía un gusano cardíaco que debía ser tratado.

Se puede decir que Habichuela Saltarina, una vez carente de afecto, ahora es la perrita más feliz del mundo.

Si por situaciones de la vida no puedes cuidar a tu perro, solo por bondad y calidad humana búscale un nuevo hogar. Seguramente allá fuera hay mucha gente dispuesta a quererlo y darle todo el buen trato que merece.

Mira el video a continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS