Niña con autismo cree que esta novia es Cenicienta e irrumpe en su sesión de fotos para abrazarla

Por La Gran Época

Casi todas las chicas quieren verse y sentirse como princesas el día de su boda. Una novia de Nueva York vivió ese momento mágico cuando una niña con autismo se acercó a ella, pensando que era una Cenicienta de la vida real. La novia y la niña disfrutaron cada minuto de interacción, y sorprendentemente, se forjó una amistad de cuento de hadas.

Con un elegante vestido de novia de encaje, Olivia Spark parecía una hermosa princesa mientras posaba para las fotos con su marido, Caleb, en el parque Akron Falls Park de Nueva York, el 13 de octubre de 2018.

Aparentemente, eso es lo que Layla Lester, de 5 años, también pensaba. Cuando vio a Olivia en el parque, la confundió con una de sus princesas favoritas de Disney: Cenicienta.

(Cortesía: Olivia Spark)

La sonriente Layla tiene autismo, por lo que le resulta difícil interactuar con la gente. Pero al ver a la Cenicienta de la vida real frente a sus propios ojos, no pudo contener su emoción.

Creyendo que estaba en un cuento de hadas, una alegre Layla corrió hacia Olivia con los brazos abiertos, gritando: “¡Cenicienta! ¡Cenicienta!”.


La mamá de Layla, Jessica Lester, a WIVB dijo: “Cuando ella vea a una princesa, le van a encantar porque ama a las princesas“.

Jessica comentó a Totally Buffalo: “Ella la llamaba Cenicienta y Príncipe Azul. Incluso llamó a algunas de las damas de honor Ariel y Bella”.

Fascinada por la belleza de Olivia, Layla quiso tocar su vestido.


Al ser confundido con Cenicienta, Olivia se sintió halagada. Ella expresó: “Estaba llorando pensaba que yo era una princesa”.

También añadió: “Me hizo el día absolutamente más increíble de lo que ya era”.

Sin querer decepcionar a su nuevo admirador, la bondadosa Olivia siguió hablando con Layla, haciéndole preguntas. Por supuesto, Layla estaba perpleja al ver a su princesa favorita.

Olivia destacó en una entrevista con CBS News: “Estaba más que feliz de ser la Cenicienta de esa niña”.


La fotógrafa de bodas de Olivia, Nicole Wickins, vio cómo se desarrollaba el cuento de hadas y rápidamente capturó el adorable momento con su cámara.

Nicole contó: “Me sorprendieron con la guardia baja porque hay una niña que ninguno de nosotros conocía, así que no estaba segura de si debía tomar fotos”. “Pero me pareció que era lo que había que hacer”.

Este encuentro inesperado con Layla añadió un toque mágico a la boda de Olivia y la hizo “absolutamente más asombrosa”.

Olivia explicó a WKBW: “Toda mujer quiere sentirse como una princesa y ella me hizo sentir como una princesa”.

Los momentos felices como estos siempre terminan rápidamente. Olivia tuvo que separarse de Layla, ya que necesitaba continuar con su sesión de fotos de boda.Pero le dijo a Layla: “Bueno, ahora voy al baile”, a lo que ella respondió: “¡Adiós! ¡Diviértanse en el baile!”.

Sin poder olvidar a la brillante niña que hizo memorable el día de la boda de Olivia, la suegra de la novia, Angela Spark, la buscó en Facebook.

“Me gustaría compartir esta historia de ayer con la esperanza de encontrar a una mujer y a su hija de la ciudad de Akron”, escribió Angela Spark.

(Cortesía: Olivia Spark)

“A Olivia y Caleb les gustaría encontrar a esta madre y a su hija para que puedan darle algunas fotos”, aseguró.

Según Totally Buffalo, este gesto de buen corazón tocó realmente los corazones de Jessica y Layla. Jessica exclamó: “lloré muchas veces en el último día al recordarlo. Significó tanto para mí que ella hiciera eso”.

Como la historia se volvió viral, Layla, Jessica, Nicole y Olivia se reunieron unos días después, el 16 de octubre de 2018, en un parque que tiene una estructura de calabazas, parecida a la del carruaje de Cenicienta.

El orgulloso padre, Paul Lester no pudo ser parte de este momento mágico, pero comentó en el video de la fotógrafa: “Muchas gracias por capturar el momento de “Cenicienta” y el de mi hija. Me lo perdí, pero ahora es como si estuviera allí”.

Aunque Olivia no llevaba puesto su vestido de novia, la niña siguió llamándola Cenicienta, quizás porque “es la personificación de lo que sería una princesa de la vida real”, absolutamente amable y dulce.

Durante la reunión, Layla y Olivia hicieron planes para almorzar juntas poco después. Nicole señaló a Yahoo! Lifestyle: “Layla dijo, ‘Bueno, mientras haya galletas’“.

(Cortesía: Olivia Spark)

Desde entonces, Layla y Olivia se hicieron amigas, viviendo felices para siempre.

Jessica comentó: “Fue un vínculo inmediato. Se aman la una a la otra. Es lindo”.

Olivia dijo a la Gran Época: “Seguimos en contacto. Es una jovencita increíble, sus padres son gente maravillosa”.

Pero no se limitó a esto, la historia tuvo el final más apropiado cuando los miembros de la comunidad organizaron una campaña GoFundMe para enviar a Layla y a su familia a Disney World. Eventualmente, la niña conoció a todas las demás princesas en Disney World, incluyendo a otra Cenicienta.

¿No te hace sonreír este conmovedor cuento de hadas de la vida real?

Mira el video a continuación: 

Esta niña pequeña intenta hacer un tutorial para el cabello

 Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS