Policía celebra Halloween con 4 niños que acababan de perder a sus padres en un accidente de auto

Por La Gran Época

Un policía de Georgía tenía la difícil tarea de informarle a cuatro niños de la trágica muerte de sus padres en Halloween. Sin embargo, al ver a estos jóvenes cuando le abrieron la puerta principal, no se atrevió a decírselo esa noche.

En Halloween de 2015, residentes del Condado de Morgan, Donald y Crystal Howard, fueron rápidamente a la tienda para comprar pintura para la cara y dulces para sus hijos. Mientras regresaban a casa, su camioneta se salió de la carretera y chocó contra un árbol en Broughton Road alrededor de las 6 p.m.

Trágicamente, ambos Donald y Crystal murieron en el accidente automovilístico.

Nathan Bradley, policía del estado de Georgia atendió el accidente.

Después de atender la escena del accidente, Nathan junto con un ayudante del sheriff del condado y un ayudante del juez de instrucción del condado, llamaron a la puerta principal de los Howards para dar la trágica noticia. Fue entonces cuando fueron recibidos por los cuatro hijos de la pareja, todos vestidos con disfraces de Halloween: Justin, de 13 años, como Freddy Krueger; Amiah, de 10 años, como Drácula; Daimean, de 8, como mago; y Trayvion, de 6, como tortuga ninja.

Nathan y sus colegas se quedaron sin palabras.

La abuela de los niños tardaría al menos siete horas en llegar de Florida. Nathan no podía soportar que los niños pararan la víspera de Halloween en la cárcel del condado por no tener ningún padre o tutor que los cuidara en casa.

“Quería preservar la celebración de la víspera de Halloween de estos niños”, escribió Nathan en la página GoFundMe que él abrió para la familia Howard.

Así que les dijo: “Vayamos por algo para comer”, informó el WXIA. Y se llevó al cuarteto al McDonald’s y Burger King más cercanos.

Nathan compró unas papas fritas grandes para Amiah y una Cajita feliz para Trayvion en McDonald’s.

En Burger King, ordenó una hamburguesa con cebollas para Daimean y malteadas para todos.

Más tarde, Nathan llevó a los niños al puesto de Patrulla Estatal Monroe Post 46. A las 10 p.m., la familia de su cabo se presentó con dulces, palomitas de maíz y una variedad de películas de Disney para los niños.

Mientras veían la película, tres residentes que se enteraron de la trágica noticia vinieron con “ bolsas llenas de dulces y pequeños juguetes”. Entonces llegó el Sheriff con cuatro cubos llenos de dulces.

Después de una divertida noche de Halloween, Nathan llevó a los niños a la cama en la estación.

La niña menor dijo: “¡Convertiste un día con F menos en una noche con A más!”. Fue difícil para Nathan escuchar esto.

“Hice una actuación extraordinaria”, dijo él a PEOPLE. “¡Me destrozó!”.

La abuela de los niños llegó a la estación a las 6:30 a.m. de la mañana siguiente.

Los niños fueron informados de la desgarradora verdad, al día siguiente.

Nathan no solo se esforzó mucho por los niños en ese fatídico día, sino que también recaudó 500,000 dólares para ellos.

Incluso quería seguir siendo su amigo. Le dio al niño mayor su número “para que pudiera ponerse en contacto conmigo si necesitaba apoyo”, compartió.

Los cuatro niños viven ahora con su abuela en Florida.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Este niño comparte con policías en su día de cumpleaños

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS