Perdió a su esposa en el parto pero gracias a su sacrificio el cuarto hijo sobrevive

Por La Gran Época

Es el poder del instinto maternal lo que permite a algunas madres hacer cualquier cosa para salvar a su hijo ante el peligro. Una joven madre de Fresno, California hizo el máximo sacrificio para asegurar el éxito del parto de su hija.

El 24 de octubre del 2018, Charlene Flores, que esperaba su cuarto hijo, experimentaba un dolor insoportable debido a sus contracciones, tanto que no podía dormir.

Su esposo, Elesandro Flores la llevó al Community Regional Medical Center, reportó KFSN.

Pero la condición de Charlene, empeoró y se determinó que estaba sangrando internamente.

“Su cara me decía: ‘Te necesito aquí ahora mismo'”, dijo Elesandro.

Para salvar al bebé, se le informó a Charlene que tenía que someterse a una cesárea de emergencia. Era un procedimiento potencialmente de alto riesgo para la joven, ya que durante mucho tiempo había estado sufriendo de problemas cardíacos.

A pesar de que el procedimiento ponía en peligro la vida Charlene, dio luz verde a los médicos para que pudieran seguir adelante y darle a su hija no nacida la oportunidad de vivir.

Al final le dijeron: “Tienes un 50/50 por ciento de posibilidades de vivir si tienes a este bebé. ¿Así que quieres seguir adelante con esto? Ella dijo que sí”, dijo Elesandro a FOX26.

La cuarta hija de Floreses, Quinn, nació bien.

Poco después del parto prematuro, Elesandro oyó “Código azul”. Una señora dijo: “Lo necesitamos, doctor”.

El médico regresó apresuradamente y 20 minutos después, le dieron una trágica noticia a Elesandro: su esposa no pudo salir adelante y murió debido a una insuficiencia cardíaca.

“Mi esposa se ha ido a un lugar mejor. … Pero siempre tendré mi corazón, te agradezco por Quinn y por todos los grandes recuerdos que compartimos con la familia de nuestra hija, familia y amigos”, escribió Elesandro en Facebook.

“Me ayudaste a ser un mejor hombre y padre en la vida y por eso estarás en mi vida por toda la eternidad hasta el día en que nos encontremos de nuevo, descansa mi amor, te veré en el otro lado. Te amo”, continuó.

Charlene tenía solo 27 años, cuando falleció.

Vivió la vida “dando todo lo que tenía” por su familia.

“Les dije a mis hijos que eres una extensión de tu madre”, dijo Elesandro.

El sacrificio de Charlene, por su hija ha tocado muchos corazones.

Una campaña de donación en GoFundMe, iniciada por su familia, recaudó más de 26,995 dólares hasta el 18 de noviembre del 2018, excediendo su meta inicial de 20,000 dólares.

La desinteresada madre, será recordada como una heroína para su familia, amigos y especialmente para la joven Quinn cuando crezca.

“Ella sacrificó su vida por mi hija y estoy eternamente agradecida por ello”, dijo Elesandro.

Nuestros corazones están con Elesandro y su familia.

Que se sientan cómodos sabiendo que Quinn está bien y que Charlene está ahora en un lugar mejor.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Mira el vídeo:

Mira la reacción de esta pequeña niña cuando se pone sus anteojos por primera vez

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS