Policías se estremecen cuando ven cómo se calienta un exmilitar en pleno invierno y entran en acción

Por La Gran Época

A pesar de arriesgar sus vidas por su país, hay demasiados veteranos militares en todo el mundo que viven en condiciones menos que ideales.

Tomemos, por ejemplo, a un hombre de 92 años de edad de buen corazón llamado Louis C. Hicks en Austin, Texas.

Louis sirvió en la Segunda Guerra Mundial hace más de 70 años, pero su servicio desinteresado no fue lo único que llamó la atención de algunos oficiales locales en su ciudad de Texas.

Los oficiales habían respondido a una llamada en la casa de Louis con respecto a un robo de propiedad cuando se dieron cuenta de que el hombre mayor estaba calentando su casa encendiendo su estufa y su horno.

Louis, que había llamado a la policía cuando se dio cuenta de que alguien estaba robando herramientas de su cobertizo en el patio trasero, no tenía calefacción en su casa. Así que encendió los aparatos de cocina para tratar de calentar las cosas, lo cual, como señalaron los agentes, no era exactamente la manera más segura de hacer las cosas.

“Eso es lo que hacemos como agentes de policía”, dijo la agente Chastity Salazar. “Me he dado cuenta de que está usando el horno. Sé que eso no es seguro. Su gasolina está encendida”.

Sabiendo que había que hacer algo, Chastity se acercó a sus compañeros y la siguiente vez que se presentó en la puerta de su casa, ¡llegó con un regalo!

El departamento de policía trajo un calentador gratis a la casa de Louis, el cual llevaron adentro y lo instalaron para él.

La buena acción de Chastity no pasó desapercibida, y otros en el departamento se presentaron para hacer un inventario. El compañero oficial Bino Cadenas comenzó a visitar a Louis con más frecuencia, reuniendo una lista de cosas que el anciano necesitaba para poder reunirlos como comunidad y ayudarlo.

Louis ciertamente ha visto lo mejor y lo peor que el mundo tiene que ofrecer en las nueve décadas que lleva vivo, pero incluso él se conmovió hasta las lágrimas por la amabilidad con la que los oficiales se han portado con él.

“Nunca he tenido a nadie que haga nada por mí”, dijo un emocionado Louis. “Después de que mi madre falleció y me dejó para que cuidara de mis dos hermanas, nadie hizo nada para ayudarme.

“Odias preguntarle a cualquiera porque a veces te fruncen el ceño, y yo soy un verdadero veterano. No voy a preguntar. No te lo pediré”.

Los oficiales insisten en que Louis no es el único que se beneficia de las visitas; según Chastity, el veterano ha devuelto la ayuda en forma de amabilidad y compañía a los oficiales a medida que lo van conociendo.

Para el mismo Louis, la ayuda que ha estado recibiendo se resume en una simple palabra: “todo”, añadiendo que “Dios es bueno”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Niño comparte con policías en su día de cumpleaños

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS