Estas siamesas nacieron unidas por el pecho. Míralas 3 años después de ser operadas

Por La Gran Época

La vida está llena de riesgos, y a veces, los riesgos son inevitables. Desde el día en que Elysse y Eric Mata se enteraron que sus gemelas estaban juntas, la pareja se vio obligada a tomar decisiones difíciles. Al enfrentar la prueba con valor y fe, fueron bendecidos con milagros mientras los gemelos sobrevivían contra viento y marea.

Knatalye y Adeline Mata, de una familia con sede en Lubbock, Texas, tienen nombres interesantes: “Hope” (Esperanza) y “Faith” (Fe). Los nombres fueron dados para ellos con la esperanza de su supervivencia, a través del nacimiento, una cirugía de separación, y muchas otras pruebas.

Durante la primera ecografía de Elysse en 2013, la pareja Mata se sorprendió cuando se enteró que esperaban gemelas, pero lo que el médico les dijo a continuación les sorprendió aún más.

“Entonces, el doctor dijo: ‘Pero creemos que están unidas’. Y mi corazón se hundió en ese momento y me quedé paralizada…. Yo estaba como, ‘esto no puede ser real'”, recordó Elysse.

Conociendo los peligros de la enfermedad, los médicos sugirieron el aborto. Sin embargo, para Elysse, eso nunca iba a suceder.

“Le dije: ‘No me importa cuál sea el caso, voy a ir lo más que pueda, y si Dios decide que las necesita más, que así sea'”, dijo Elysse a ABC News.

Las gemelas se unieron desde el pecho hasta la pelvis, compartiendo órganos internos como los pulmones, el hígado y los intestinos.

Afortunadamente, las chicas tienen corazones independientes. Por otro lado, la tasa de supervivencia de los gemelas unidos es excepcionalmente baja, mientras que alrededor de 200.000 gemelos unidos nacen cada año, el 60 por ciento de ellos nacen muertos y el 35 por ciento no sobrevive más allá del primer día.

El 11 de abril, las niñas gemelas nacieron nueve semanas antes de tiempo en el Texas Children’s Hospital.

Las gemelas no solo estaban vivas, sino que también vivieron más allá de su primer día.

“Era el cielo en la tierra, solo para poder tenerlas tan cerca mío”, recordó Elysse. “Todo el mundo habla de cuando ven a su bebé, no cuentan los dedos de los pies, solo ven a un bebé… Acabo de ver a dos ángeles milagrosos echados allí, durmiendo pacíficamente”.

Durante casi todo un año, Knatalye Hope y Adeline Faith permanecieron en la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos del Texas Children’s Hospital. Para permanecer cerca de los bebés, la pareja Mata y su hijo de 5 años, Azariah, empacaron y se mudaron a una casa rodante que estacionaron cerca del hospital.

Cuando las niñas llegaron a los 10 meses de edad, los médicos creyeron que era un buen momento para la cirugía de separación, sin embargo, era muy arriesgado.

“Separar a gemelos unidos es una tarea muy complicada y hay muchos riesgos involucrados, y la muerte es absolutamente uno de ellos”, aseguró a ABC News el Dr. Darrell Cass, que dirigió a un grupo de profesionales médicos para prepararse para la cirugía durante meses.

A pesar de todos los riesgos, la pareja Mata aceptó que se realizara la cirugía.

“Quiero darles la oportunidad de llevar una vida normal tanto como sea posible”, dijo Elysse Mata. “Siento como si hubieran llegado tan lejos, ¿por qué contenerse? ¿Por qué no seguir adelante? ¿Por qué no darles esa oportunidad?”.

Durante 26 horas, un equipo de 12 cirujanos, 6 anestesiólogos y 8 enfermeras quirúrgicas operaron a los dos niños de 10 meses en el Texas Children’s Hospital.

La cirugía fue un éxito. El 17 de febrero, los gemelos fueron finalmente separados.

Fue la primera cirugía de separación exitosa de su tipo, lo que la convirtió en una victoria no solo para la familia Mata, sino también para el campo médico.

“Estamos muy agradecidos a todos los cirujanos y a todos los que cuidaron a nuestras hijas y les dieron la increíble oportunidad de vivir vidas separadas”, dijo Elysse a PIX 11. “También queremos expresar nuestra gratitud a todas las personas que han orado y apoyado a nuestra familia durante los últimos 10 meses”.

Después de la cirugía, Knatalye Hope se recuperó primero y fue dada de alta en mayo de 2015. Faith requería cuidados adicionales, así que volvió a casa un mes después, en junio. Aunque fueron dadas de alta, las gemelas aún necesitaban tratamiento adicional, terapia e incluso más cirugías.

Una página de Facebook, Helping Faith & Hope Mata, fue creada en julio del 2014 para ayudar a las gemelos. La familia continuó actualizando el progreso de las gemelas a cada paso de su crecimiento y próspera vida.

A pesar de su increíble comienzo, las gemelas han crecido para ser diferentes entre sí.

“Se están independizando y creciendo en individuos y personalidades separadas”. Elysse lo dijo Today.

“Knatalye es nuestra sonriente, feliz, nuestro hijo salvaje, y Addy es más calmada y tranquila”, describió Elysse a Today. “Ella es más relajada”.

“Estoy entusiasmada con los próximos años y con lo que van a hacer. Con suerte, hacen grandes cosas en la vida”, dijo Elysse.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Mira cómo reacciona esta niña cuando se entera que va a tener un hermano

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS