Aprovecha el año nuevo para comenzar a cuidar de tí, sigue estos consejos para padres ocupados

Por La Gran Época

¡Bien hecho, mamá y papá! Lograste pasar las fiestas. Compraste, envolviste, cocinaste, horneaste, decoraste, diste, diste y diste.

Estoy seguro de que fue mágico y que las sonrisas en las caras de tus hijos hicieron que todos tus esfuerzos valieran la pena.

Ahora, es el momento de recargar esas baterías. Aquí hay 10 maneras para que los padres pueden cuidar de si mismos en este nuevo año.

Programa tu tiempo libre

Imagen ilustrativa/Crédito: Pixabay/asmuSe/Creative Commons CCO 1.0

A medida que comienza el año nuevo, tendemos a querer regresar a nuestras rutinas regulares de trabajo diario. Sin embargo, si no tuviste mucho tiempo libre durante las fiestas, ahora es el momento de hacerlo.

Mentalizate en el trabajo o si eres un padre que se queda en casa, llama para pedir ayuda para el cuidado de los niños, haz arreglos para un día o más de descanso y relajación.

Duerme lo suficiente

Imagen ilustrativa/ Crédito: Pixabay/C_Scott/ Creative Commons CCO 1.0

Si estuviste afeitándote una hora en las mañanas o algunas horas en las tardes para ocuparte de las actividades extras de los días feriados, ahora es el momento de volver a ponerte en marcha con un horario de sueño saludable.

Detenga la cafeína más temprano en el día, deje de mirar las pantallas digitales mucho antes de acostarse, apague la iluminación de su casa antes de acostarse, mantenga una temperatura fresca en su casa por la noche, haga que su habitación sea lo más cómoda posible. Básicamente, elimina todas las interrupciones para asegurar una noche de sueño sólido y abundante cada una de las noches.

Reajusta el refrigerador

Imagen ilustrativa/ Crédito: Pixabay/congerdesign/Creative Commons CCO 1.0

No hay nada como las fiestas para quitarnos de encima la dieta. Reajusta tu dieta limpiando los alimentos azucarados y procesados en su cocina , reemplazalo con opciones enteras y nutritivas.

Prepara tu comida

IMagen ilustrativa/ Crédito: Pixabay/cattalin/Creative Commons CCO 1.0

En la misma línea, tómate el tiempo para preparar una semana de comidas caseras para la familia. Guisos, sopas, cazuelas, picantes y asados son opciones ideales en esta época del año.

Todos son fáciles de preparar de antemano, se pueden hacer en grandes cantidades y son deliciosos para refrigerar. Además, son las comidas calientes y abundantes las que mejor se adaptan a nuestras necesidades nutricionales en esta época del año.

También puede cortar los ingredientes con anticipación para que estén listos para usar. De esta manera, tú y su familia comerán sano y no se apresurarán cada noche a preparar la cena.

Mueve tu cuerpo

Imagen Ilustrativa/ Pixabay/StockSnap/Creative Commons CCO 1.0

Si pasó un tiempo desde que no haces ejercicio a tu vida, deja que el ímpetu de un nuevo año te lleve a hacerlo. Encuentra un tipo de ejercicio que disfrutes y comiences con algo pequeño. Caminar, correr, nadar, boxear, hacer yoga, ir a un gimnasio tradicional, unirse a un equipo deportivo recreativo o seguir un video de entrenamiento en casa son formas de incorporar el ejercicio a tu vida.

Establece el objetivo simple de moverse todos los días.

Planifica tu horario

Imagen ilustrativa/ Crédito: Pixabay/kaboompics/Creative Commons CCO 1.0

Asegúrate de que los chequeos, los tratamientos en el spa y los cortes de cabello estén en el calendario para que cuides de tu cuerpo. Es más, si la espiritualidad es importante para ti, da prioridad a sus servicios, retiros, etc.

Programa la diversión

Suavice el ánimo de volver a la escuela y al trabajo programando la diversión familiar que se espera con impaciencia. Un viaje de un día de fin de semana, unas mini vacaciones o incluso una noche en el cine pueden ser esa cucharada de azúcar para mantener a todo el mundo animado.

Organiza tu espacio

Un espacio exterior desordenado a menudo revela o conduce a un espacio interior desordenado. Pasa tiempo haciendo que tu ambiente sea pacífico e inspirador para tí. Empieza por quitar el desorden.

Comienza a escribir en un diario

Imagen ilustrativa/ Crédito: Pixabay/Pexels/Creative Commons CCO 1.0

Si aún no lo hiciste, considera la posibilidad de empezar un diario. Ya sea que hagas una lista de lo que se te agradece, escribe tus metas personales o simplemente saca los pensamientos de tu cabeza y colócalos en papel, escribir un diario puede ser sorprendentemente beneficioso.

Reflexiona y continúa

Por último, no dejes que esta sea la única vez en el año que te dediques a cuidar de ti mismo. Deja que los momentos de pausa y reflexión se conviertan en algo regular en tu vida. Recuerda que la vida es una gran maratón y no una simple carrera.

Cuida mucho de tí, para que pueda cuidar bien de los demás.

Sigue a Barbara en Twitter: @baradanza

Padrastro recibe el regalo de la adopción

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS