Una azafata amamantó a un bebé en pleno vuelo porque su mamá se quedó sin leche maternizada

Por La Gran Época

Una aeromoza de Philippine Airlines fue más allá de su deber al intervenir como nodriza para un bebé recién nacido de una pasajera a bordo. La madre del bebé se enfrentaba a una mini-crisis justo después del despegue.

La aeromoza Patrisha Organo estaba deseando avanzar en su carrera en la aerolínea al calificarse como evaluadora de la tripulación de cabina. La acción que ella tomó durante este vuelo en particular es ciertamente merecedora de mérito.

Todo iba bien hasta el despegue, cuando un bebé empezó a llorar a gritos haciendo que los pasajeros se sintieran bastante incómodos. Patrisha inmediatamente fue a atender a la madre y se enteró que inesperadamente se le había acabado la leche fórmula y no sabía qué hacer.

Tampoco le hacía sentir bien que ella y su hijo eran la fuente de la incomodidad todo un avión de pasajeros.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Getty Images/ JAY DIRECTO)

En esa circunstancia, Patrisha solo podía pensar en una solución al problema. Afortunadamente, la joven azafata era mamá y tenía leche para amamantar, por lo que se ofreció a y alimentar al bebé.

Más tarde, Patrisha compartió todo el episodio en su cuenta de Facebook:

Todo fue bien hasta que, después del despegue oí el llanto de un niño, un llanto que te hará querer hacer cualquier cosa para ayudar. Me acerqué a la madre y le pregunté si todo estaba bien, traté de decirle que alimentara a su hijo. Con los ojos llorosos, me dijo que se le había acabado la leche de fórmula. Los pasajeros comenzaron a mirar y a mirar fijamente al pequeño y frágil bebé que lloraba.

Sentí un pinchazo en mi corazón. No hay leche de fórmula a bordo. Pensé para mí, solo hay una cosa que puedo ofrecer y es mi propia leche. Así que me ofrecí.

Mientras tanto, la administradora de la línea aérea, la Sra. Sheryl Villaflor, acompañó a la madre a la cocina.

“El bebé enseguida se prendió, tenía mucha hambre”, aseguró Patrisha.

Afortunadamente, la alimentación fue suficiente para saciar al bebé. El niño finalmente se calmó y se durmió en los brazos de Patrisha.

“Vi el alivio en los ojos de su madre. Seguí alimentando al bebé hasta que se quedó dormido. La acompañé de vuelta a su asiento y justo antes de irme, la madre me lo agradeció sinceramente”, relató la joven.

Según Patrisha, sabía que sería un vuelo especial, “tan especial no solo porque obtuve el título de evaluador, sino porque tengo que ayudar. Amamanté al bebé de una extraña durante el vuelo”, escribió.

Patrisha estaba agradecida por haber tenido leche materna en ese momento y por  haber llenado la barriga del bebé cuando más lo necesitaban.

“Gracias, Señor, por el regalo de la leche materna”, expresó Patrisha.

Al final, Patrisha pasó su prueba de evaluación de cabina con honores. También pudo ayudar a un pasajero en una situación desesperada a garantizar un vuelo pacífico y placentero.

La publicación de Facebook, mientras tanto, se volvió viral y ha acumulado más de 187.000 reacciones, con más de 9.000 comentarios, muchos de los cuales provienen de madres comprensivas.

Un comentarista dijo, “Tú fuiste el ángel de este bebé en ese vuelo. Respeto y que Dios los bendiga”.

Otro dijo, “Que Dios te bendiga. Tu trabajo de madre con un niño inocente es absolutamente maravilloso. Gracias en nombre de todas las madres de todo el mundo”.

¡Estos bebés son muy divertidos!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS