Descubre por qué cerrar las puertas de los dormitorios por la noche puede salvar tu vida

Por La Gran Época

Los padres hacen todo lo posible para que su hogar sea un lugar seguro, pero a veces son las cosas básicas que hacemos las que ponen a los niños en mayor riesgo.

Muchas familias tienen el hábito de dejar las puertas de las habitaciones abiertas por la noche por muchas razones: Estar a disposición de los niños, o poder escuchar a los niños en sus habitaciones.

Sin embargo, esta podría ser la peor precaución contra cualquier posible evento de incendio, ya que una puerta abierta permite que el humo, el calor y las llamas entren en la habitación, reduciendo el tiempo que los ocupantes tienen para escapar o ser rescatados.

La investigación realizada por el Underwriters Laboratory Firefighter Safety Research Institute (UL FSRI) afirma que en los hogares modernos sólo hay una brecha de tres minutos para escapar. El equipo subió un segmento de material de la vida real para ilustrar la dramática diferencia que puede hacer una puerta cerrada durante un brote de incendio.

Steve Kerber, director de UL FSRI, señaló que las nuevas técnicas de seguridad contra incendios para prevenir su propagación son más esenciales hoy que nunca debido a la “evolución del entorno del fuego”.

“Empezamos a ver que el mobiliario, la distribución abierta y los materiales de construcción de las casas modernas permiten que el fuego se propague y se vuelva más tóxico mucho más rápido. Todo esto lleva a menos tiempo para salir de la casa”, dijo Steve.

Una demostración de puerta abierta vs. puerta cerrada ilustró claramente que una puerta cerrada evita que la mayor parte del calor entre en una habitación, aumentando el tiempo para escapar del fuego y el humo.

Su iniciativa, “Close Before You Doze” (Cerrar antes de dormir) viene de más de 10 años de investigación de que cerrar las puertas antes de acostarse podría ser la diferencia entre sacarte a ti y a tu familia del fuego de una casa.

Según la Administración de Incendios de los Estados Unidos, los incendios causan siete muertes al día en los Estados Unidos. El informe de la Asociación Nacional de Prevención de Incendios menciona que los departamentos de bomberos de Estados Unidos respondieron a un promedio de 358,500 incendios de estructuras domésticas por año entre 2011 y 2015.

Estas estadísticas son realmente alarmantes.

Steve dijo que si mantenemos las puertas y ventanas cerradas correctamente, “el fuego no tendrá oxígeno para quemar y se quedará ahí mismo, dando a otras personas en la casa más tiempo para salir y también ayudando a proteger su propiedad”.

“Si Stop, Drop & Roll (Parar, dejar caer y rodar) es para cuando tu ropa está en llamas, ‘Close Your Door’ (Cerrar antes de dormir) es para cuando tu casa está en llamas y no puedes salir. Es la versión moderna de lo que hay que hacer”, añadió.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS