El funicular más empinado del mundo te espera en los Alpes suizos ¡con 110% de pendiente!

Por La Gran Época

La ingeniería y la tecnología Suiza alcanzaron nuevas cotas apertura del funicular Schwyz-Stoos, que es el más empinado del mundo y sube con una pendiente del 110%. El proyecto, de 52,6 millones de dólares, requirió 14 años de planificación y construcción.

La trayectoria comienza a 562 metros sobre el nivel del mar y termina a una altitud de 1305 metros.

Se mueve a 35 kilómetros por hora, y toma cuatro minutos para completar un viaje que consiste en tres túneles y un puente de 500 metros de longitud.

Para garantizar que los pasajeros permanezcan erguidos en la pendiente, se utilizan carruajes cilíndricos especialmente diseñados.

Cada uno de los dos vagones tiene capacidad para 136 pasajeros y pesa 27 toneladas.

La mayor parte de la vía está diseñada para un solo tren, pero se divide en dos en un punto determinado para permitir que los vagones se pasen entre sí.

Es aclamado como un triunfo en la ingeniería de diseño moderno.

¡Este es un paseo que deberías experimentar en tu vida!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS