Papá que pierde todo en un incendio comparte conmovedor mensaje sobre el valor de la familia

Por La Gran Época

Un hombre en Canadá solo tuvo una breve oportunidad de agarrar sus pertenencias antes que un incendio forestal destruyera su vecindario. Fue en ese momento tan dramático que recordó que no había nada más importante que su familia.

Después de que John Craig MacIsaac, de Goshen, Nueva Escocia, escapara del incendio forestal de Fort McMurray, en Alberta, en mayo de 2016, decidió aclarar sus ideas escribiendo un artículo para compartir en Facebook.

Las llamas envuelven a los árboles a lo largo de una carretera cerca de Fort McMurray, Alberta, el 6 de mayo de 2016. Getty Images | AFP/Cole Burston

John escribió que estaba agradecido de que a él y a su familia se les diera una habitación en un campamento y que estaba asombrado de la tranquilidad que tenían sus hijos, después de perder su casa y todas sus pertenencias.

“No sienten miedo, no sienten la pérdida de todo”, escribió. “Me tranquilizaría si le dijera a mi hija que sus juguetes no importan y que los pocos objetos personales que tenemos son más de lo que necesitamos”.

Sin embargo, no pudo deshacerse de algunos pensamientos que distraen su mente.

“Es gracioso porque mientras miro en la oscuridad pienso que las palabras que pasan por mi cabeza no son ciertas”, confiesa John.

A pesar de esos pensamientos, él sabía que tenía todo lo que necesitaba junto a su familia.

“Nada importaba excepto mi familia”, explicó, añadiendo que hay dos razones para compartir sus sentimientos.

“Uno porque necesito sacar algo de esto de mi cabeza y dos porque espero que haga que todos abracen un poco más a sus hijos esta semana”.

Con su familia sana y salva a su lado, John se sintió obligado a expresar la importancia de dedicar tiempo a nuestros seres queridos.

“Llama a tu hermana con la que estás enfadado y haz las paces, o a tu hermano con el llevas tiempo sin hablar. Dile a tus seres queridos que los amas y haz tiempo para una cena familiar”.

Además, el devastador incendio le permitió ver el lado bueno de la gente y no enfocarse tanto en lo negativo como antes.

“Vi a los trabajadores del campamento subiendo un escritorio de su campamento y tratando de ceder un lugar para que las familias pudieran quedarse”.

“Gente sonriendo, gente llorando y niños corriendo y riendo. Me da la esperanza de que la gente es mejor de lo que pensamos. Más atentos y desinteresados. Amables y compasivos”. Compartió John.

Las llamas envuelven a los árboles a lo largo de una carretera cerca de Fort McMurray, Alberta, el 6 de mayo de 2016. Getty Images | Cole Burston/AFP

Aunque es devastador perderlo todo, estas cosas materiales pueden ser reconstruidas con el tiempo.

Una vida humana, sin embargo, es muy valiosa. Una vida humana no puede ser reemplazada.

Por lo tanto, aprecia a tu familia, a tus amigos y a los que te rodean con todo tu corazón.

Este papá es criticado por un extraño al cargar a su niña en brazos, cuando le cuenta por qué lo hace, el desconocido llora de emoción 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS