Héroes sin hogar arriesgan su vida para sacar a un conductor de su auto en llamas

Por La Gran Época

Fue una situación aterradora cuando dos hombres sin hogar de California arriesgaron sus vidas para rescatar a un conductor de su coche en llamas, después que un grave accidente lo dejó inconsciente.

El 13 de noviembre 2017, Robert Woodlief y John Thompson, de Santa Cruz, Estados Unidos, presenciaron un choque impactante entre un camión y un pequeño sedán en una carretera después que el conductor perdió el control de su vehículo.

La colisión causó que el coche se atascara en el parachoques del camión desplazándolo a casi 140 metros por la carretera. Chocó contra varios autos y luego ardió en llamas.

“Oímos la explosión. Un gran boom”, dijo Robert, que trabajó en la construcción durante tres décadas antes de sufrir una lesión grave, a KSBW.

“Sonaba como si alguien lanzara contenedores gigantescos”, relató John.

A pesar de la peligrosa situación, el dúo sabía que tenía que ayudar cuando vio que el conductor estaba inconsciente y atrapado en su coche.

Con un cúter y una navaja de bolsillo, los dos intentaron cortar el cinturón de seguridad del conductor, casi lesionándose en el proceso.

“Me quemé el cabello y tuve que arrojarme al suelo y rodar 2 o 3 veces, y luego John se metió en el coche y procedió a cortar”, dijo Robert.

“Básicamente, tuve que dejar de pensar en las llamas”, agregó John. “Pensaba en cualquier cosa… me concentraba en lo que hacia y corté el cinturón”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/edusoft)

Y como un gran equipo, lograron sacar al conductor.

“Fuimos una última vez”, dijo Robert. “Finalmente, jalamos y jalamos hasta que por fin lo sacamos. Mientras lo llevábamos a la acera, vimos cómo el coche se incendiaba con llamas de un poco más de 2 metros”.

Otro hombre, Nick Marini, también vino a ayudar con un extintor de incendios.

“Di un paso atrás de 4 a 6 metros, mientras esos tipos trabajaban en ello”, recordó Nick. “Y casi en 2 o 3 minutos, lo sacaron”.

En definitiva, fue un acto de heroísmo de los hombres, pero ellos piensan de otra manera.

“¡En realidad no! Solo espero que cualquier otra persona haga eso”, exclamó Robert.

“¡Es un héroe! ¡No! Solo soy una persona común y corriente, eso es todo”, recalcó John.

Un hombre sin piernas demuestra que nada es imposible

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS