Encontró un anillo del cuerpo de marines en la playa y no paró hasta encontrar a su afortunado dueño

Por La Gran Época

Nunca sabes lo que encontrarás en la playa. Una turista que estaba de vacaciones en una playa de Siesta Key, Florida, festejando su aniversario de bodas, vio algo brillante en la playa e inmediatamente lo identificó como el tesoro perdido de alguien.

Suzanne Rogers encontró un anillo del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, que inicialmente confundió con una tapa de botella, mientras jugaba al fútbol con su mejor amiga en la playa.

Sin embargo, fue ese resplandor brillante el que llamó su atención y su curiosidad. Claro, era el anillo perdido de alguien.

El anillo tenía inscripto “PLT 1041, 6-30-17”, que Suzanne más tarde supo que significa Pelotón 1041, Parris Island, fecha de graduación 30 de junio de 2017.

Suzanne pidió ayuda para localizar al dueño del anillo a través de las redes sociales y etiquetó al Cuerpo de Marines.

Para su sorpresa, el pedido de ayuda se hizo viral después de ser compartido más de 1500 veces en una semana.

“Pensé, ¿en serio? Tanta gente me contactó”, escribió.

Lo más importante es que un amigo del dueño del anillo se enteró que la historia recorrió las redes sociales.

“No está en Facebook, así que no vio la publicación”, dijo Suzanne. “Un compañero de trabajo casualmente me contó que un amigo perdió un anillo en la playa, y que cuando vio mi mensaje, él se lo contó”.

Así que finalmente, pudo contactar al supuesto dueño del anillo, Jaime Andrade, un residente de Tampa que está en las reservas militar.

Ella no estaba absolutamente segura que el anillo le perteneciera al principio, así que analizó una lista de graduados de Parris Island en 2017. Se enteró de que Jaime iba a graduarse el 30 de junio de 2017, pero debido a una lesión se graduó el 14 de julio de 2017. Toda la información encajaba y él era el propietario legítimo del anillo.

Los dos se conocieron, afortunadamente, aún durante las vacaciones de Rogers. Ella lo describió como un “chico super dulce, muy joven de solo 22 años y muy tímido”.

Cuando conversaron, Jaime le contó fue a nadar una noche y dejó el anillo con sus zapatos en la playa y que luego lo olvidó.

Suzanne invitó a Andrade una cerveza y un juego de billar.

Gracias a las redes sociales y a lo que es más importante, a la preocupación de Suzanne de ayudar a un extraño, la historia del anillo perdido se hizo muy conocida.

Mira el video a continuación:

200 personas donan dinero cuando se enteran que no podrá pagar su tratamiento contra el cáncer

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS