Estudiantes universitarios juntan 1900 dólares para que el conserje vuelva a su país a ver su familia

Por La Gran Época

Los estudiantes de la Universidad de Bristol se organizaron para hacerle un regalo especial al encargado de limpieza, porque querían demostrarle su aprecio por su amorosa amabilidad y alegría.

Herman Gordon, de 65 años, es una figura muy querida por los estudiantes de la Universidad de Bristol en Inglaterra.

Herman, ha trabajado como encargado de mantenimiento en la universidad durante 12 años, y es un rayo de sol para los estudiantes.

Poseedor de una actitud positiva y alegre, es descrito por los estudiantes como el “epítome de la felicidad”.

De hecho, Herman aprovechaba al máximo cada día, haciendo felices a los estudiantes y regalándoles una sonrisa cada vez que tiene la oportunidad.

Hablando con MailOnline, dijo, “No sé nada de derecho ni de ciencias, pero sé un poco sobre la vida. Si puedo motivarlos un poco, entonces eso me hace muy feliz”.

“Amo a esos niños y me preocupo por ellos”, agregó.

Por estas razones, ¡los estudiantes de la Universidad de Bristol lo adoran!

“El encargado de la limpieza que siempre da palmadas a los estudiantes. Tuve el honor de darle la palmada una vez. Él es el espíritu de la biblioteca de Medicina”, escribió Anh Hoang Le.

Y cuando los estudiantes se enteraron que Herman —que llegó al Reino Unido desde Jamaica en 1967 a la edad de 13 años— no había regresado a casa en los últimos nueve años, se unieron para ayudarlo.

El estudiante de medicina Hadi Al-Zubaidi creó una página en JustGiving para recaudar fondos para que Herman pudiera visitar junto a su esposa a su familia en Jamaica.

“Todo el tiempo es amable con todo el mundo, ya es hora de que seamos amables con él”, dijo Hadi a Newsbeat.

Más de 230 estudiantes hicieron donaciones. El fondo casi alcanzó su objetivo de 1.500 libras (aproximadamente 1937 dólares) en tan solo cinco días.

Un día de junio, los estudiantes sorprendieron a Herman con este regalo especial, acompañado de una carta de agradecimiento colocada en un sobre blanco.

Herman se puso a llorar al ver el dinero dentro del sobre.

“Fue uno de los momentos más emotivos de mi vida y me cayeron lágrimas por toda la cara”, dijo Herman.

La carta de “Bristol Students” decía. “Querido Herman, en nombre de los estudiantes de Bristol, queremos darte las gracias por toda la energía positiva que nos has dado a lo largo de los años”.

“Has iluminado muchos de nuestros días y queremos que sepas que te amamos y apreciamos. Nos hemos reunido para darte un regalo especial como nuestra forma de darte las gracias. ¡Que tengas un buen verano!”.

La bondad engendra bondad. Cosechas lo que siembras. Estamos contentos de que Herman recibiera su recompensa (bien merecida) por difundir la alegría y la bondad del amor a todas las personas con las que se encuentra en la vida.

¡Felicitaciones a los estudiantes por mostrar su aprecio!

Mira el video:

¡Esta mujer necesita un tratamiento médico y recibe el apoyo de 200 personas de buen corazón! 

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS