Esta familia rescató a una perra sorda y ciega, ahora es una leal guardiana de su pequeña hija

Por La Gran Época

Esta perrita de la raza gran danés, sorda y parcialmente ciega, iba a ser sacrificada en 2014 por su dueño anterior. Afortunadamente, fue adoptada por un hogar amoroso y encontró una adorable niña recién nacida como su nueva compañera.

La dulce Jennie está junto a su fiel amiga, llamada Echo, desde que nació. La niña formo un vínculo único con su amorosa perrita y Marion Dwyer, la mamá de Jennie, compartió que la pareja es inseparable.

Marion le dijo a 11Alive que Echo fue rescatada de Louisiana, casi dos años y medio antes del nacimiento de Jennie.

“Tenía 12 semanas de edad, pesaba 6 kilogramos menos de lo normal y tenía la barriga llena de piedras”, dijo Marion a 11Alive. “La llevamos al veterinario y dijo que esto es muy común en perros que no se alimentan bien, que están descuidados y desarrollan parásitos e intentan comer lo que sea”.

Recordó cómo Echo solía acurrucarse con su bebé, y cuando Jennie nació, la gran danés siempre se quedaba cerca de la niña.

La familia es dueña de otro perro de la misma raza, pero con Echo deben usar señas por su deficiencia auditiva y Jennie aprendió algunas señas imitándolos.

“Ella le hace señas cuando quiera que venga y sabe cómo ofrecerle un bocadillo a Echo; le gusta esconder sus waffles de desayuno y rebanadas de manzana”, dijo Marion, según un informe de MailOnline.

“A Jennie le encanta caminar con Echo, que aprendió que el ritmo de Jennie es mucho más lento que el mío, lo cual disfruta ya que puede hacer dos de sus cosas favoritas: olfatear cosas y observar a la gente”, dijo Marion.

La gran danés también es muy protectora con su pequeña dueña. Según Marion, “Si un extraño con un perro se acerca, se parará o se sentará frente a Jennie para protegerla, pero sin mostrar ninguna agresión, solo para asegurarse que esté a salvo”.

La madre dijo que el dúo es el “equipo perfecto, ya que Jennie es muy independiente y una pequeña exploradora curiosa”.

Este insólito vínculo llegó a los corazones de muchas personas en todo el mundo. De hecho, Echo es una dulce y leal mascota que parece estar agradeciéndole a la familia, a su manera, por salvarle la vida.

Mira a la adorable Echo y la hermosa Jennie en el video a continuación:

Mira al increíble y adorable perro sufista

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS