Escaneo de láser revela 60 mil construcciones Mayas en Guatemala, una civilización mayor de lo pensado

Arqueólogos afirman que la civilización Maya fue más grande y sofisticada de lo pensado, casi comparable con la antigua Grecia y China. Alrededor de 60 mil nuevas construcciones y pirámides desconocidas fueron descubiertas bajo los densos bosques húmedos de Guatemala, gracias a una tecnología laser de “detección y alcance de la luz” llamada Lidar.

Esto permite suponer que en vez de una población de unos millones, los Mayas de la región eran cerca de 20 a 30 millones, informó el 2 de febrero el equipo de Ithaca College, cuyo arqueólogo y profesor Thomas Garrison, participó en la investigación.

Foto: Mayas en Guatemala – a izquierda la selva y a derecha la imagen del escáner

Los resultados, explicó Garrison, están redimensionando “el tamaño y la densidad de la sociedad centroamericana”.

Foto: Recreación de como lucía la civilización Maya en El Mirador. (Proyecto Cuenca de El Mirador)

“Ahora la tecnología que permite la deforestación digital ha descubierto miles de nuevas estructuras mayas que no se habían detectado previamente debajo de la densa vegetación”, agregó.

La tecnología está revolucionando la forma de trabajar. “Francamente, está poniendo nuestra disciplina de cabezas”, dijo el investigador.

Foto: Mayas en Guatemala -donde solo se ve selva (izquierda) el escáner laser muestra una pirámide (Lidar/National Geographic)

El profesor Garrison fue uno de los que organizó una encuesta aérea en 2016, usando la tecnología de Lidar. National Geographic por su parte realizó un documental que se estrenará el 6 de febrero con el título: “Lost Treasures of the Maya Snake King”. El mismo se complementará con una presentación de NatGeo que muestra cómo los investigadores entran en la selva para descubrir las pirámides y construcciones reveladas por Lidar.

Foto: Lidar -zonas de scaneo en la región maya en Guatemala (National Geographic)

Desde los aviones, Lidar emite impulsos constantes de láser sobre determinadas franjas de terreno, los que al rebotar en la Tierra crean un mapa tridimensional de lo que se encuentra realmente escondido bajo el follaje.

Esto permite ahora conocer exactamente donde hay que excavar.

Con este método se abarcaron 2.100 kilómetros cuadrados de tierras bajas de Guatemala, incluyendo varios sitios mayas importantes como Tikal, y El Zotz, donde Garrison centra su investigación.

El arqueólogo Richard Hansen, quien trabaja en Guatemala en el Proyecto Maya: Cuenca de “El Mirador” (también en Petén) destacó  el 21 de enero, que para obtener la máxima penetración de la imagen con la tecnología Lidar, tuvieron que hacerlo en “una semana del año donde tenemos las condiciones ideales para volar el avión y obtener los mejores resultados”.

“El costo de esta tecnología es de US$ 350 000 por kilómetro cuadrado”. Su equipo trabajó un área de 1100 kilómetros cuadrados del oeste, este y sur de El Mirador, Nakbe y Tintal.

La foresta ha protegido por miles de años los restos de una civilización perdida que comenzó a florecer hace 3000 años, cuando empezaron a surgir majestuosas Pirámides coloreadas de rojo en medio de colosales estructuras.

“La cultura maya tuvo su mayor esplendor en el llamado período clásico (año 250-900 d.C.) hasta que entró en una etapa de decadencia en el período postclásico (año 900-1200 d.C.)”, señala la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya (Pacunam).

El Dr. Hansen explicó anteriormente a La Gran Época, que el colapso maya se debió a la sobre explotación de sus recursos. Habían logrado grandes avances, contaban con carreteras sofisticadas, canalización del agua adecuada, tanto en las ciudades como en los alrededores. Construyeron represas y puentes de gran envergadura y trabajaban una exquisita agricultura.

Para colorear de rojo sus colosales palacios y pirámides preparaban una tintura que requería un masivo uso de la leña, por lo que depredaron los bosques, hecho que se magnificó con la agricultura. La destrucción de su hábitat produjo una masiva sequía en la zona, la cual desencadenó migraciones y guerras.

El colapso dejó toda una civilización en el olvido hasta que hoy nuevamente se redescubre, en tiempos en que el hombre está causando la misma destrucción de su habitat, explica el Dr. Hansen.

Foto: Así lucían las Pirámides y ciudades mayas en El Mirador (Proyecto Cuenca de El Mirador)

Hoy donde se ve solo árboles, con la tecnología láser se encontraron escondidas: pirámides desconocidas y descoloridas por el paso del tiempo, misteriosos palacios, terrazas, carreteras, muros defensivos, torres, y casas.

“Los arqueólogos se están dando cuenta de que los antiguos centros habitados que habían pasado décadas estudiando, en realidad son mucho más grandes de lo que especulaban”, destaca Ithaca College.

Antes, para los arqueólogos un terreno como las tierras bajas de Guatemala “era muy difícil de trabajar en su conjunto”, dijo Garrison.

“Tenías la idea de que habían algunas cosas pequeñas en las colinas, pero el Lidar te permite verlo en su totalidad”.

Esto ha hecho que las ciudades como Tikal, El Zotz, El Mirador, Nakbe y Tintal,  ahora se vean más grandes y más pobladas.

El colapso maya fue mayor de lo pensado. Una advertencia para el ser humano de hoy.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS