Abuela se desmaya mientras cuida a su nieta, pero con solo 5 años la niña sorprende a todos

Cuando estamos a cargo del cuidado de los niños, es necesario que tomemos todas las precauciones posibles, y por una buena razón, ya que los niños tienden a entrar en pánico y a menudo lloran cuando se sienten agobiados.

Wendy Prescott, residente de Utah, vivía con el temor de poner su vida en manos de su nieta de 5 años, Ruthie. Era algo que realmente no quería que sucediera, pero sabía que Ruthie necesitaba estar preparada.

Wendy, que lucha contra la diabetes, había comenzado a tener mareos repentinos y a perder el conocimiento.

Aunque nunca había tenido un desmayo estando al cuidado de su nieta, estaba preocupaba sobre qué pasaría si pasaba.

(KSL/Captura de Pantalla)

Wendy quería asegurarse de que Ruthie supiera cómo manejar la situación si alguna vez sucedía una emergencia. Y aunque le explicó exactamente qué hacer, paso a paso, no había forma de saber cómo reaccionaría la niña bajo presión.

Wendy prefería no tener que descubrirlo.

“Sufro de fiebres repentinas y últimamente, en las últimas semanas, he tenido mareos”, dijo a KSL 5 News. “No sabemos con seguridad qué es. Simplemente me desmayo”.

Un domingo por la mañana, mientras las dos estaban solas, Wendy se desplomó al suelo. Le tocaba a Ruthie salvar la vida de su abuela.

 “No estaba tan asustada como uno podría pensar”, dijo Wendy. Ruthie llamó al 911 y les dio toda la información que necesitaban.

(KSL/Captura de Pantalla)

La niña se se mantuvo notablemente tranquila después de ver cómo su abuela se desplomaba en el suelo de la cocina. Llamó a los servicios de emergencia, les dio la dirección de su casa y se quedó al teléfono con la operadora.

Wendy le dijo a Ruthie que, si alguna vez colapsaba, había varias cosas que necesitaba hacer. Después de llamar al 911, Ruthie guardó a la perra de asistencia de su abuela para que los paramédicos pudieran hacer su trabajo sin inconvenientes.

También dejó la puerta principal abierta para que los socorristas pudieran entrar a la casa de inmediato. Cuando llegaron, Ruthie los llevó junto as u abuela.

“Ella simplemente estaba como, vamos, aquí es donde está todo”, dijo Wendy, impresionada por la calma de su nieta.

El hospital continúa haciendo pruebas para encontrar el origen de los desmayos de Wendy, pero dice que le da consuelo saber que Ruthie puede manejar la situación.

(KSL/Captura de Pantalla)

Aunque fue un entrenamiento que Wendy esperaba que una niña de 5 años nunca tuviera que utilizar, preparó a su nieta para que supiera qué hacer en caso de que perdiera el conocimiento estando solas en su casa.

Su peor miedo la invadió cuando se desplomó en el suelo de la cocina; pero saber que Ruthie es muy apta para manejar la situación, le da mucha tranquilidad.

“No subestimes a los niños”, dijo Wendy. “Son tan inteligentes. Y si les dices qué hacer cuando surge una emergencia, pueden hacerlo”.

¿Te gustó esta historia?

Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todo el mundo.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS