Sufrió de un atroz acoso por Internet. Luego decidió arreglar el asunto por sus propias manos

Como si la vida no fuera lo suficientemente complicada, en estos días también tenemos que preocuparnos por el Internet. Y no nos referimos a encontrar WiFi mientras estás fuera de tu casa o por ganar en alguna subasta de eBay. Nos referimos a que actualmente el Internet se puede llegar perjudicar nuestras vidas reales de una forma muy siniestra. Y desafortunadamente, una mujer tuvo que descubrirlo mediante una difícil situación.

Cierto día descubrió que otra persona estaba librando una guerra total contra ella, y quedó horrorizada. La llamó de formas terribles e incluso mandó a personas que aparecían en su casa. Ella ni siquiera sabía la razón. Para su sorpresa, cuando contactó a la policía para terminar con dicho hostigamiento y ataques en su contra, no había nada que pudieran hacer.

Entonces, ella decidió tomar el asunto en sus propias manos y detener este ciberbullying de una vez por todas.

Lisa Michelle Kucharz quedo totalmente sorprendida cuando comenzó a experimentar acoso por internet.

(CBS2/Screenshot)

Todo comenzó en septiembre del 2014 cuando la residente de Nueva York, Lisa Michelle Kucharz, empezó a recibir mensajes de odio en las redes sociales, según Newsday.

“Fue horrible”, le dijo a CBS2 News.

Pero en lugar de solo terminar allí, se intensificó. Poco después de que comenzara a recibir los insultos, Lisa descubrió que había relatos ficticios de ella en las redes sociales que manchaban su reputación. Y no solo provenían de una cuenta, en total había unas cuatro docenas de ellas.

“No solo publicó mi dirección, sino que le dijo a la gente que fuera allí”, dijo Lisa a CBS2 News. “Ella les dijo que yo era una prostituta”.

Inicialmente ella estaba comprensiblemente confundida. No solo se publicaban comentarios hirientes sobre ella, sino que no tenía ni idea de por qué alguien se esmeraría tanto por llamarla de formas tan repugnantes.

Lamentablemente, las agresiones solo se intensificaron.

(CBS2/Screenshot)

Su acosador de internet comenzó a hostigarla en la vida real y comenzó a dejar mensajes de voz amenazantes en el teléfono de Lisa.

“Esto me hizo trizas”, comentó a CBS2 News. “Ella no solo me amenazó con llamar a mi jefe, a mis amigos y a mi familia, sino que realmente lo hizo”.

En este punto, Lisa ya tenía suficiente. Decidió recurrir a la policía para finalmente lograr que esta persona se detuviera y enfrentara la justicia.

Al final todo terminó en desilusión. La policía comenzó una investigación, pero pronto descubrieron un problema: la acosadora vivía en un país extranjero y su jurisdicción no les permitía continuar con el asunto.

Toda la esperanza parecía perdida, pero ella no estaba dispuesta a darse por vencida.

“Tuve que hacer una elección, y decidí no permitir que se saliera con la suyas”, dijo Lisa a CBS2 News.

Entonces, contrató a un investigador privado especializado en rastrear personas en internet. El investigador pronto descubrió la identidad de la ciber acosadora.

Su hostigadora era Dion Tyson, de Ontario, en Canadá. Lisa nunca la había visto. Sin embargo, resulta que Tyson estaba saliendo con un hombre con quien la agredida mujer también había salido, pero por muy poco tiempo en el pasado. Eso fue lo que provocó su “venganza”.

“Si le haces daño a alguien en internet, al final del día serás atrapado”.

(CBS2/Screenshot)

Una vez que descubrió la identidad de su acosadora, la justicia y consecuencias legales llegaron rápidamente. En octubre de este año Dion Tyson fue sentenciada a seis meses de prisión y una restricción de dos años de usar Internet. Esta es tal y como lo informó CBS2 News, una de las primeras sentencias de cárcel aplicadas a un ciberacosador o ciberbullying.

En total, Lisa gastó $ 35,000 dólares para encontrar a su acosadora, pero a pesar de la gran suma, ella se siente satisfecha con el resultado.

“Si perjudicas o dañas a alguien en internet, al final del día, serás atrapado”, dijo Lisa a CBS2 News.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS