Animalitos, Momentos

El bondadoso acto de estos hombres al evacuar incluso a delfines de un acuario en Cuba tras Irma

El bondadoso acto de estos hombres al evacuar incluso a delfines de un acuario en Cuba tras Irma
Compartir

Millones de residentes de Florida y del Caribe han evacuado debido a las inundaciones y vientos de hasta 260 kilómetros por hora provocados por el huracán Irma.

21 personas han muerto a causa del trágico desastre natural, y los residentes han perdido sus hogares, la electricidad, e interrumpido su forma de vida.

En las noticias se puede ver imágenes de gigantescas olas que se estrellan contra las barreras marinas para proteger las áreas de esas condiciones, y también en las Bahamas el huracán incluso ha aspirado toda el agua del océano, dejando al descubierto el fondo del mar.

Pero una cosa que la gente no sabe es que estos residentes no son los únicos que son evacuados y salvados. La gente se ha asegurado de que los animales sean llevados a un lugar seguro también, ¡incluidos los delfines!

Un grupo de rescate de Cuba sacó 6 delfines machos de un acuario, o delfinario, en la isla de Cayo Guillermo.

Ellos querían asegurarse de que estos delfines esten a salvo antes de que la tormenta llegara a la zona.

Los delfines fueron envueltos en mantas húmedas y colocados en esteras de espuma antes de ser levantados en postes, transportados y cargados en helicóptero. Fueron transportados a un lugar más seguro en Cienfuegos, una provincia del centro-sur de Cuba. Cienfuegos es considerado un área mucho más segura de refugio durante un huracán que otras partes del país.

Dedicados entrenadores de delfines estaban allí todo el tiempo para consolar a las criaturas del mar durante la evacuación. Los entrenadores incluso frotaron y masajearon las cabezas de los delfines para ayudar a calmarlos para aliviar su angustia.

Una vez en Cienfuegos, los delfines fueron llevados a un acuario especial y colocados en una gran piscina que imitaba el ambiente de su hábitat natural. El gerente de delfinario Gonzalo Carrero Escobar explicó que los delfines han vivido vidas satisfactorias y felices mientras estaban en el acuario.

Si las condiciones continúan empeorando y los delfines ya no están seguros en este acuario, temporalmente serán llevados a una piscina de agua salada en un hotel local, pero se hará lo que sea necesario para el bienestar y la seguridad de los animales.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO