Historias inspiradoras, Momentos

Quedó sola con sus hijos y una hipoteca pero su vida dio un giro inesperado

Quedó sola con sus hijos y una hipoteca pero su vida dio un giro inesperado
Sra. Cheng (Foto: Minghui)
Compartir

La vida de la Sra. Chen Baoxiu tuvo un cambio total después de encontrarse con Falun Dafa, una disciplina espiritual de la Escuela Buda que consta de ejercicios suaves, una meditación y una enseñanza basada en Verdad, Benevolencia, Tolerancia.

Si bien una parte de su vida parecía tranquila y normal: una familia tradicional con dos niños (un varón y una niña), un día todo cambió cuando su esposo tuvo un romance con otra mujer y su matrimonio se disolvió.

Así fue como tuvo que criar a sus hijos ella sola y hacerse cargo de la hipoteca de la casa, aunque sus padres ayudaron un poco.

Para llegar a fin de mes, Chen tenía dos trabajos. Debido a esta exigencia, sufrió muchos problemas de salud y tenía que acudir a muchos medicamentos.

En ese tiempo, la vida solía ser difícil para ella, tanto física como mentalmente. Sin embargo, un nuevo horizonte se avecinaba.

Dando un giro a su vida

La Sra. Chen acompañó a su hermana para asistir a una sesión de video de nueve días en la ciudad de Nueva Taipei (Taiwán) el 9 de marzo de 2000, en donde se proyectaban las enseñanzas del maestro de Falun Dafa.

“¡Qué maravilloso es este Falun Dafa! Me sentí muy feliz al escuchar la conferencia del Maestro el primer día. Me pareció profundo y milagroso”. Continuó diciendo: “Deseaba asistir a la sesión todos los días. Me beneficié enormemente. Sentí que tuve la suerte de aprender Falun Dafa”.

Sra Cheng haciendo la meditación de Falun Dafa (Minghui).

Sra Chen haciendo la meditación de Falun Dafa (Minghui).

Leyó los libros de Falun Dafa y ha practicado los ejercicios todos los días desde entonces. Sentía que su cuerpo estaba liviano. Seis meses después, todas sus enfermedades desaparecieron y ya no necesitaba tomar ningún medicamento.

Sin lesiones en un grave accidente automovilístico

Un día en 2001, cerca de su casa, Chen estaba en una motocicleta y fue atropellada por un coche cerca de una intersección. El vehículo casi la aplastó, pero ella no estaba asustada.

“Mi primer pensamiento fue que soy un practicante de Falun Dafa. Estaré bien”.

También dijo: “Hubo muchas víctimas en este cruce, pero me sentí tranquila en mi corazón”. El conductor estaba asustado y quería enviarla al hospital para un chequeo. Ella le dijo que estaba bien porque practicaba Falun Dafa y rechazó el dinero que le ofreció el chofer.

La Sra Cheng haciendo firmar una petición para detener la persecución de Falun Dafa en China, a manos del régimen comunista

La Sra Chen haciendo firmar una petición para detener la persecución de Falun Dafa en China, a manos del régimen comunista.

El mecánico se sorprendió cuando se enteró que la Sra. Chen no sufrió daños, porque su motocicleta quedó completamente destrozada. Dijo que la admiraba por no reclamar ningún gasto del conductor.

La Sra. Chen recuerda siempre que es una practicante de Falun Dafa –también conocida como Falun Gong- y se asegura de seguir los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia en su vida cotidiana.

De esta manera, su bondad inspira e influye en otras personas a su alrededor.

Después de todo lo que sufrió por su divorcio y la transformación que luego esto desencadenó en su vida, Chen comprendió que no necesariamente todo lo bueno es bueno y no necesariamente todo lo malo es malo.

Artículo adaptado del sitio web Minghui


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO