Derechos Humanos

Busca el cuerpo de su hermano en una polémica exhibición de cadáveres

Busca el cuerpo de su hermano en una polémica exhibición de cadáveres
Los hermanos Wanqing Huang y Xiong Huang con su familia en China. (Cortesía de Xiong Huang)
Compartir

Cada vez que Huang Wanqing pasa por una publicidad sobre “Body, The Exhibition”, se pregunta si el cuerpo mutilado de su hermano lo está mirando desde los carteles.

El hermano del señor Huang, Huang Xiong, fue perseguido por las autoridades comunistas en China por sus creencias. Fue detenido en un campo de trabajo y supervisado después de la liberación. En 2003, desapareció en Shanghai. Huang cree que su hermano fue secuestrado por el régimen y probablemente murió bajo custodia.

Huang Xiong practicaba Falun Gong, un sistema tradicional de auto-cultivación que consiste en ejercicios de meditación y se basa en principios de Verdad, Compasión y Tolerancia. Falun Gong fue enormemente popular en China durante la década de 1990 y elogiado por las autoridades por sus beneficios para la salud. En 1999, entre 70 y 100 millones lo practicaban, basado en estimaciones gubernamentales en ese momento.

Sin embargo, algunos dirigentes del régimen, especialmente el líder del Partido Comunista Jiang Zemin, trataron la creciente popularidad de Falun Gong como una amenaza ideológica a las doctrinas del partido y en 1999 lanzaron una campaña estatal de represión y propaganda contra Falun Gong.

Las organizaciones de derechos humanos han estimado que millones de personas han sido encarceladas como parte de la campaña y han muerto miles de personas, generalmente como resultado de la tortura durante la detención.

Más de una década de investigaciones también revelaron que el régimen ha estado asesinando a practicantes de Falun Gong detenidos, así como a otros presos de conciencia, y sustrayendo sus órganos para un negocio masivo de trasplantes aprobado por el estado.

“Body, The Exhibition” muestra cuerpos humanos reales plastinados (preservados con silicona). Esto causó controversia por carecer de documentación de la fuente de los cuerpos y consentimiento de los difuntos o de sus familiares con respecto a su exhibición pública con fines de lucro después de su muerte.

Tom Zaller, director ejecutivo de Imagine Exhibitions, que actualmente presenta la exposición en Praga, dijo a Nevada Public Radio que trabajó con un médico en China que reunía cuerpos no identificados para plastinar.

JVS Group, la empresa que invitó la exposición a Praga, agradecieron a Zaller y a la empresa china de plastinación Dalian Hoffen Biotech por sus materiales promocionales.

Dalien era un centro para la industria de plastinación. Bo Xilai, quien era jefe del Partido en Dalian en ese momento y más tarde condenado a cadena perpetua por corrupción, estuvo involucrado en una estrategia que suministraba practicantes de Falun Gong asesinados a hospitales de trasplante de órganos y también a instalaciones para ser plastinados, según investigación de La Gran Época.

Muchos de los practicantes de Falun Gong detenidos se negaron a proporcionar sus nombres a las autoridades para proteger a sus familias de la persecución. El hermano de Huang era uno de ellos. Eso permitió al régimen declarar su cuerpo como no identificado.

Xiong Huang fue arrestado en China por hablar a otros sobre la persecución de Falun Gong. (Cortesía de Wanqing Huang)

Huang, que vive en Estados Unidos, presentó recientemente una denuncia penal contra la exposición en Praga, República Checa. Él está pidiendo a las autoridades que identifiquen los cuerpos, con pruebas de ADN, para determinar si el cuerpo de su hermano está o no entre ellos.

La exposición se ha encontrado con una resistencia significativa en la República Checa, donde la ley exige que los cuerpos humanos de personas fallecidas sean tratados con respeto y enterrados adecuadamente.

El Ministerio Checo de Desarrollo Local pidió a los funcionarios de Praga que confisquen y entierren los cadáveres en exhibición, pero la policía se negó a actuar sobre la solicitud sin una orden judicial. Jan Čižinský, alcalde del distrito municipal de Praga donde tiene lugar la exposición, tiene la intención de llevar el asunto a la corte.

“Es necesario recurrir a los tribunales, para que quede claro, de una vez por todas, que tales exposiciones poco éticas no pueden estar en nuestro país y que el respeto por el difunto no es sólo una frase vacía en nuestra ley”, dijo Čižinský.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO