Historias inspiradoras, Momentos

Rara enfermedad da a un joven lanzador de béisbol una ventaja inesperada

Rara enfermedad da a un joven lanzador de béisbol una ventaja inesperada
Compartir

Como muchos niños pequeños, Dylan Rosnick, procedente del condado de Loudoun, Virginia, Estados Unidos, soñaba con ser un jugador estrella en su deporte favorito: el béisbol. Pero el recién graduado de Champe High School, tenía algunos obstáculos adicionales que superar en comparación con un soñador promedio.

Cuando era niño, Dylan tenía problemas incluso para cepillarse los dientes, atarse los zapatos, abotonarse la camisa o incluso sujetar un lápiz.

Dylan padece una condición llamada Síndrome de Proteus, un trastorno muy raro que ocurre en aproximadamente uno de cada 1 millón de nacimientos a nivel mundial, según los Institutos Nacionales de Salud. El Síndrome de Proteus causa que la piel, los huesos y otros tejidos corporales se desarrollen desproporcionadamente con respecto a otras partes del cuerpo. A una edad temprana, Dylan tuvo que someterse a una serie de cirugías.

Los dedos de Dylan ahora muestran el ejemplo visual más obvio del trastorno. Tres de sus dedos en su mano izquierda y derecha son mucho más largos y más anchos en comparación con los otros.

Dylan nunca ha podido usar un guante de béisbol comercial, así que su padre tomó guantes “normales” y los modificó para que se ajustaran a la mano de su hijo. Eso resolvió un problema, pero sea el Síndrome de Proteus o no, su hijo todavía tenía que encontrar  una buena posición en el juego.

El adolescente tenía su mente fija en convertirse en un lanzador, pero le dijeron repetidamente que nunca sería capaz de hacerlo. Sin embargo, a través de la perseverancia y mucha entrenamiento, él dijo: “Acabo de resolverlo”.

Entonces, ¿cómo se convierte en un lanzador de béisbol con un par de manos diferentes a las de sus compañeros de equipo? Por supuesto, no fue de inmediato.

Aunque Dylan tenía un lanzamiento muy exacto, sus disparos eran muchos más lentos que incluso los de un lanzador promedio de High School de secundaria, rematando a 65 mph (105 km/h). Además, sus dedos más grandes tenían poca fuerza para agarrar. Temía que fuera a quedar como un eterno suplente de lanzador de escuela secundaria.

Entonces descubrieron algo extraordinario.

Como otros grandes lanzadores a lo largo de la historia, Dylan encontró su arma secreta. Sus dedos le permitieron hacer una gran cantidad de giros en sus lanzamientos, resultando en una curva extraordinaria. Es un tipo de lanzamiento que confunde a los bateadores.

“Cuando vimos eso, saltó hacia nosotros”, dijo el entrenador de la Escuela Secundaria de Champe, Joe McDonald. “Pensamos, ¿qué podríamos hacer con eso?”.

Cuando Dylan tuvo la oportunidad de probarse como lanzador de relevo, inmediatamente lanzó tres innings sin anotación.

“Entonces sabíamos que teníamos algo”, explicó McDonald.

Veintidós de los entrenadores de la Conferencia de Virginia aceptaron nombrar recientemente al adolescente en el segundo equipo de la división. Dylan tiene un promedio de rendimiento acumulado (ERA) 3.70 y un récord de 2-0, también registró la segunda entrada en su equipo de preparatoria, justo al lado de su hermano gemelo, Ryan, que no tiene Síndrome de Proteus.

“Lo entrenamos de la misma manera que todos los demás porque es tan bueno como todos los demás”, dijo el entrenador de lanzamiento de Champe, Kenny Moreland.

Dylan planea obtener un título en Educación Primaria en la Universidad Christopher Newport en el otoño. Su entrenador, Moreland, solía lanzar para Newport, y ya ha recomendado a Dylan para encabezar el equipo.

“Sus movimientos son impecables”, dijo Moreland. “Él tiene todo para hacerlo bien. ¿Por qué un equipo no podría contar con él?”.

Mira el video a continuación:

Fuente: Una bola curva se convierte en un arma secreta de Pitcher por Great Big Story en YouTube y Un raro defecto de nacimiento también le dio un regalo: Una bola curva casi imposible de golpear por The Washington Post.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO