Hizo la “dieta de la pizza” y perdió más de 40 kilos

¿Cómo la gente suele perder peso? Reduciendo la comida basura, y con toneladas de ejercicio, ¿verdad? Bueno, un chef en Nueva York decidió comer pizza para bajar de peso, ¡y lo logró!

Pasquale Cozzolino, de Italia, ganó casi 100 libras (45 kilogramos) luego de trasladarse de su ciudad natal a Nueva York para trabajar como chef en 2011. Comía muchos bocadillos entre horas por el estrés del trabajo como chef en el restaurante.

Cozzolino, que ahora es cocinero ejecutivo en la pizzería Ribalta de East Village, le dijo al New York Post cual era su comida en ese entonces: “Comía 10 o 12 [Oreos]. Una vez incluso comí toda la caja. Era como una droga para mí”.

Además, también bebía dos o tres latas de refresco al día. Con todo esto, su peso aumentó de 254 libras (115 kilogramos) a 370 libras (168 kilogramos).

1

Su gente no podía reconocerlo cuando regresó de visita a Italia. También estaba teniendo algunos problemas de salud. “Tenía problemas de rodilla, problemas de espalda, tres úlceras en el estómago”, señaló. Él solía ver como un desafío el mero hecho de caminar con su hijo por el parque.

Pero no realizó una dieta hasta que visitó a su médica de cabecera en 2015. Ella le dijo: “Usted necesita perder peso o tendrá un ataque al corazón”.

Por lo tanto, dejó de comer dulces y tomar sodas, y redujo sus porciones diarias a la mitad. Tomó una dieta mediterránea con un montón de frutas y verduras, y tenía una pizza para casi todos los almuerzos.

En comparación con la pizza de Nueva York, la pizza de estilo napolitano que comía, está hecha de agua, harina, sal y levadura, e incluye ingredientes como salsa de tomate fresca, albahaca y una fina capa de queso mozzarella.

2

“Te permite sentirte satisfecho, y sólo contiene entre 540 a 570 calorías, es una solución perfecta y rápida para un almuerzo o cena. Te ayuda a mantenerte alejado de la comida basura. Cuando comes una pizza, no necesitas nada más”, aclaró. También tomó clases de kickboxing de dos a tres veces por semana.

“Estoy muy contento de haber perdido peso. No lo puedo creer. He cambiado mi rostro. Tengo mucha más energía. Mi digestión es hermosa. No tengo más úlceras. Mi espalda y rodillas no me duelen más”, relató.

Cuando sus clientes vieron los cambios en él, esto le dio más fuerzas para continuar. “Me dicen, ‘Te veo genial, te noto fantástico’, eso te motiva aún más. Estaría muy feliz si mi experiencia puede ayudar a alguien a tener una vida mejor”, dijo.

3

Después de su experiencia en la dieta de la pizza, Cozzolino escribió un libro titulado, “The Pizza Diet”, para compartir sus consejos sobre la dieta.

Crédito de la foto: Instagram | Chefcozzolino

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS