Historias inspiradoras, Momentos

De las artes marciales a la meditación: El camino espiritual de un joven italiano

De las artes marciales a la meditación: El camino espiritual de un joven italiano
Compartir

Davide, de 22 años, un estudiante de sociología de Milán, Italia, dijo que su búsqueda espiritual comenzó a una edad temprana.

Su interés por las artes marciales y la meditación finalmente lo llevó a estudiar las enseñanzas de Falun Dafa hace dos años.

Falun Dafa, también llamado Falun Gong, es un sistema tradicional chino de cultivación del cuerpo y la mente.

Se introdujo por primera vez al público en 1992 en el noreste de China y ha atraído a decenas de millones de personas.

Esta práctica, que cuenta con ejercicios suaves y meditación, y que está prohibida por el régimen comunista chino, enseña los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

2008-05-12-uk20080510london3-orig

Una practicante de Falun Dafa en Reino Unido.

Davide dijo que su interés por la cultura china surgió desde que era pequeño. Estuvo más de 10 años aprendiendo artes marciales de China y Japón. A su vez, también sentía curiosidad sobre diferentes sistemas de meditación.

“En el instituto, mis amigos y yo solíamos sentarnos juntos a meditar. No tuvimos un maestro, pero lo hacíamos porque disfrutábamos”, comentó.

El grupo se separó después de la graduación, porque se fueron a diferentes colegios en distintos países. Sin embargo uno, que fue a una universidad en los Países Bajos, después contó a Davide que había encontrado una gran práctica espiritual para cultivar mente y cuerpo.

“Dijo que se llamaba Falun Dafa y me dio una copia de Zhuan Falun en italiano”, detalló el joven.

Primero pensó que no iba a leer el libro inmediatamente, aunque le llamó la atención la cantidad de cambios positivos en su amigo.

“Dejó de beber y fumar. Se convirtió en mejor persona y mucho mejor en la escuela”, señaló.

Viendo los enormes cambios de su amigo a partir de cultivarse en Falun Dafa, Davide finalmente decidió leer el libro.

Los profundos principios del libro resonaron en él: “Me dije que sería un practicante de Falun Dafa y que este sería un nuevo comienzo en mi vida”, describe al respecto.

2016-10-5-italy-story_01

Davide, un estudiante de sociología de 22 años de Milan, Italia.

Dura represión en China

En la medida que avanzaba en su nueva práctica de cultivación, Davide también aprendió más y más sobre el abuso de las personas con la misma creencia en China. De esta forma, comenzó a participar en otras actividades en Milán para informar al público sobre Falun Dafa y la persecución en China.

Recogieron firmas pidiendo a los oficiales del gobierno que tomaran acciones al respecto y fueron a Chinatown para hablar con los chinos sobre la persecución. Muchos de los chinos han estado engañados por la propaganda difamatoria del régimen comunista chino.

También fueron a otros países para apoyar actividades similares. Una vez viajaron más de 10 horas para ir al Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica, para pedir a los funcionarios que ayudaran a detener la sustracción de órganos de practicantes vivos en China.

“Cuando participé en estas actividades, al principio, no sabía cómo hacer las cosas. Pero para mi, es muy simple: Falun Dafa es tan bueno, y nadie debe maltratar así a personas inocentes”, explicó.

Un desfile en el centro de la ciudad de Oslo por practicantes de Falun Dafa en Noruega. Jóvenes praticantes estaban meditando en una flota floral.

Un desfile de practicantes de Falun Dafa en el centro de la ciudad de Oslo, Noruega. Jóvenes practicantes meditan en una flota floral.

Trabajando con otros practicantes también tuvo oportunidades para mejorar su corazón y su mente. “Muy a menudo cuando tenía conflictos con otros practicantes, me daba cuenta que debía hacer mejor las cosas para cumplir con los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia”, añade.

Asimismo, Davide trabajó con otro practicante en su universidad para hablar con los profesores sobre la persecución.

“Tuvimos mucho apoyo y la oportunidad de proyectar en el campus alguna película sobre la persecución en China”, comentó.

Guía para la vida

Después de presenciar los cambios positivos en Davide, su madre también comenzó a leer Zhuan Falun.

Habiendo practicado Falun Dafa durante dos años, Davide dijo que su emoción inicial se había convertido en profundos entendimientos.

Hablando sobre sus planes de futuro, confesó que no estaba seguro todavía sobre ir a trabajar o continuar estudiando un grado. “Pero una cosa es segura, mi práctica de cultivación de Falun Dafa continuará para siempre”, enfatizó.

Este artículo originalmente se publicó en Minghui.org, un sitio web organizado por practicantes de Falun Dafa para difundir información sobre esta disciplina espiritual china y la persecución que sufre por parte del Partido Comunista Chino.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO