Animalitos, Medio ambiente

Polémica: osos hambrientos “mendigan” comida y comen sus heces en zoológico

Polémica: osos hambrientos “mendigan” comida y comen sus heces en zoológico
Compartir

Una serie de videos han generando indignación en las redes sociales al exponer las condiciones críticas de un grupo de osos, “mendigando” comida y hasta comiendo sus propias heces, en un zoológico de Indonesia.

La ONG Scorpion Wildlife Trade Monitoring Group viene enviando a investigadores encubiertos que han reportado el grave estado de los osos malayos en el zoológico de la ciudad de Bandung.

En una filmación se puede observar cómo estos mamíferos dejan su comportamiento natural para fijar la mirada en los visitantes a la espera de que le arrojen comida.

Asimismo las imágenes exponen en ellos signos de desnutrición, al punto de que se le notan las marcas de las costillas debajo de la piel.

“Los osos son mantenidos en un encierro de concreto sin pasto. No hay nada natural, todo es muy cruel”, declaró Marison Guciano, representante de Scorpion al sitio Mashable.

En otro video, que en Youtube acumula más de 200 mil reproducciones, inclusive se puede ver cómo uno de estos ejemplares llega a comer su propio excremento, en una hábito totalmente antinatural.

El oso malayo es la especie más pequeña de estos mamíferos carnívoros. Su hábitat natural son los bosques tropicales del sureste asiático. Se trata de un animal activo, ágil y buen trepador de árboles, de hecho suele construir nidos de asoleamiento con ramas, a menudo bastante por encima del suelo.

Desde que han salido a la luz estas imágenes, decenas de comentarios han criticado a las autoridades del zoológico en el sitio de la instalación en la página de viajes TripAdvisor.

Los animales son muy maltratados, están desnutridos y sucios en jaulas y en los lugares donde los guardan”, escribió la usuaria Daniela9558.

“Este lugar es terrible… vergonzoso, necesita ser cerrado“, comentó Katie M en el mismo portal.

Cabe destacar que el zoológico de Bandung ya estuvo implicado en un caso de negligencia cuando, el pasado año, dejó morir en sus instalaciones a un elefante de Sumatra que había caído enfermo.

Ante el estado vulnerable de estos animales, se inició una petición en Change.org para que las autoridades indonesias cierren definitivamente el lugar.

“Los turistas a menudo informan que los animales confinados se ven demacrados y débiles”, dice la plataforma.

“El zoológico está saturado y no tiene un veterinario a la mano, por lo que cuando se enferman los animales se les deja sufrir”, explica.

La iniciativa se plantea juntar 1 millón de firmas, y ya lleva más de 850 mil.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO