Estados Unidos, Medio Oriente

Estados Unidos sanciona al régimen de Irán por violaciones a los derechos humanos

Estados Unidos sanciona al régimen de Irán por violaciones a los derechos humanos
El presidente de EE. UU., Donald Trump, habla a los medios durante una reunión del gabinete en la Casa Blanca en Washington, D.C., el 20 de noviembre de 2017. (Kevin Dietsch-Pool / Getty Images)
Compartir

El gobierno de Donald Trump anunció sanciones a 14 entidades y personas de Irán, responsables de graves abusos contra los derechos humanos, la censura y el apoyo a la proliferación de armas no autorizadas.

El presidente de Estados Unidos, en relación al acuerdo con Irán, establecido en 2015, indicó que emitirá una exención más a las sanciones que pesaban contra la nación, sin embargo, simultáneamente seguirá trabajando con sus socios europeos para hacer cambios claves en el documento.

Estados Unidos no se mantendrá a la expectativa mientras el régimen iraní sigue cometiendo injusticias y abusos contra los derechos humanos“, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado.

“Tenemos en observación al régimen iraní, incluido el presidente del poder judicial iraní, por sus terribles malos tratos contra sus ciudadanos, incluidos los encarcelamientos únicamente por ejercer su derecho a la libertad de una reunión pacífica, y por censurar a su propio pueblo cuando realiza una protesta contra su gobierno”, agregó el secretario.

Un alto funcionario administrativo informó a los reporteros sobre el asunto, indicando que el gobierno de Trump está especialmente preocupado por aquellos que están encarcelados, llevados a prisión sólo por usar su libertad para reunirse o expresar sus opiniones políticas.

Decenas de miles de iraníes tomaron las calles en las últimas semanas para pedir un cambio al régimen islámico de Irán, en el poder desde 1979.

Foto: Estudiantes y policías se enfrentan en la Universidad de Teherán durante una manifestación en la capital iraní, Teherán, el 30 de diciembre de 2017. (STR / AFP / Getty Images)

La persona más importante a la que apuntan las sanciones es Sadegh Amoli Larijani, jefe del poder judicial de Irán. Larijani supervisó sentencias y condenó a pena de muerte a menores, e incluso ordenó la tortura de prisioneros.

Según el funcionario estadounidense, los métodos de tortura usados por su directiva, incluyen el uso de la amputación.

También las sanciones se dirigen a la prisión de Rajaee Shahr y su director Gholamreza Ziaei. La prisión se usa para llevar a cabo abusos graves contra los derechos humanos, según el Departamento del Tesoro.

Entre los abusos cometidos contra los manifestantes antigubernamentales encarcelados se encuentran la denegación de atención médica, el abuso sexual, las ejecuciones ilegales y la tortura. Según el alto funcionario, en un caso, los funcionarios de prisión le sacaron un ojo a un prisionero.

Las sanciones también se dirigen al Consejo Supremo del Ciberespacio de Irán. Según el alto funcionario, esta organización es utilizada por el régimen iraní para “prohibir o limitar la libertad de expresión”. El consejo es responsable de restringir el acceso a miles de sitios web, incluidas organizaciones internacionales de noticias, que el régimen considera una amenaza para su gobierno. .

Otro alto funcionario del gobierno de Trump, informó a los periodistas que “enviarán un mensaje muy fuerte de que Estados Unidos no permitirá abusos continuos”.

Explicó que con las sanciones a Larijani, cuyo hermano es Ali Larijani, presidente del Parlamento de Irán, estas “llegan a la cima del régimen”.

Renegociación del acuerdo nuclear
El presidente Trump emite una exención más a las sanciones nucleares de Irán, mientras su administración trabaja simultáneamente con las naciones europeas, que son parte del acuerdo nuclear que se negocia con Irán, oficialmente llamado el Plan de Acción Integral Conjunto, con el propósito de hacer mejoras claves.

El viernes fue la fecha límite para certificar que Irán había cumplido con el acuerdo.

“Esta es la última exención que se emitirá”, dijo uno de los altos funcionarios estadounidenses.

Los dos cambios principales que busca el presidente Trump son los siguientes: el fin de las limitaciones de tiempo del acuerdo y la inclusión del programa de Irán sobre misiles balísticos.

Según el acuerdo alcanzado entre la administración de Obama e Irán en 2015, las disposiciones clave expirarán después de diez años.

La particular preocupación del gobierno de Trump es el levantamiento de las restricciones al enriquecimiento de uranio en 2026, que los expertos creen que pondría a Irán al alcance de un arma nuclear en un período de seis meses.

Un alto funcionario de la administración dijo que Trump presionará para que estas restricciones permanezcan vigentes por un tiempo indefinido.

El programa de misiles balísticos de Irán no fue cubierto por el acuerdo de 2015, sino por una resolución separada de la ONU. Esto significa que las múltiples violaciones que Irán ha cometido al continuar su desarrollo de estos misiles no afectan la validez del acuerdo nuclear.

El alto funcionario de la administración afirma de hecho que Irán continúa gastando millones de dólares en su programa de misiles balísticos.

Además según las negociaciones alcanzadas entre el presidente Barack Obama con Irán, el régimen en Teherán obtuvo acceso a más de $ 100 mil millones de dólares en activos que habían sido congelados bajo sanciones. También recibió $ 1.7 mil millones en efectivo del gobierno de Estados Unidos.

Si bien muchos iraníes esperaban que el dinero beneficiara a la economía del país, se cree que la mayor parte se utilizó para desarrollar el ejército iraní.

Durante el año pasado, Irán aceleró el desarrollo de su avanzada tecnología de misiles, continuó con su influencia en el conflicto en Yemen y siguió armando al grupo terrorista Hezbolá en el Líbano.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO