Emotivo regreso a casa del niño sobreviviente a la masacre en Texas: viaja con los bomberos

El último paciente hospitalizado por los tiroteos de Sutherland Springs, Texas, fue dado de alta este jueves; es el niño Ryland Ward, de tan sólo 6 años.  Fue despedido con jubilo y emocionantes muestras de cariños.

Sus rescatadores decidieron darle un gusto después de todo los esfuerzo que hizo para sobrevivir, así que lo llevaron de regreso a casa en un carro de bomberos en medio del aplauso de todos.

Ryland sobrevivió a la masacre del 5 de noviembre que significó la muerte de su madrastra y sus dos hermanas, Bryanne Ward, de 5 años, y Emily García, de 7.

El niño se encontró con carteles de bienvenida durante el trayecto. Impresionado fue saludando parte del camino. Los medios de televisión reportaron la hazaña por tierra y aire.

“Su familia están felices de irse a casa. Muchos de nosotros del Hospital Universitario que han sido tocados por la fuerza y ​​el espíritu de Ryland y los otros pacientes de Sutherland Springs celebran este hito con ellos y sus familias”, dijo el equipo de salud.

Foto: Niño Tyland Ward es dado de alta con júbilo y muestras de cariño. (Hospital Universitario)

El 5 de noviembre, un pistolero irrumpió en una iglesia rural y mató a 26 personas, según la policía, incluyendo un bebé por nacer, informó ABC.

“El ataque fue considerado el peor tiroteo masivo en la historia de Texas”, destacó el medio televisivo.

Foto: Memoriales a las víctimas de la tragedia de Texas (ABC News)

El bombero Rusty Duncan declaró a ABC que fue el primero en responder a la alarma. Encontró a Ryland debajo del cuerpo inerte de su madrastra, cuando el niño le agarró supantalón.

La hice rodar y lo agarré y comencé a correr afuera con él“, dijo Duncan.

En tanto un video demostraba que el pistolero de Texas ejecutó a sus víctimas metódicamente.

“Tan pronto como lo sacamos afuera, su papá [Chris Ward] corrió hacia mí y me dijo: ‘Mataron a mi bebé’. “Y le dije a su padre: ‘No, él no está muerto, todavía está vivo'”, dijo Duncan. “Desafortunadamente, su esposa y sus dos hijas realmente se habían ido”.

Foto: Niño sobreviviente de la masacre en Texas salvado por Duncan (ABC)

Duncan se puso de acuerdo con la madre del niño y lo visitó regularmente en el hospital, hasta hacerse amigos.

La abuela de Ryland, Sandy Ward, dijo a ABC News que el niño aún tiene problemas para caminar. Debe arrastrar su pie izquierdo y que también tiene un uso limitado de la cadera.

Sin embargo es una fuente inspiración para los adultos.

“Tiene el mejor espíritu de lucha que haya visto. Me ha mantenido en pie todo este tiempo. Incluso cuando me estaba rindiendo … solo de pensar en él y estar cerca de él me hace sonreír”, afirmó Duncan.

El Hospital Universitario dijo que cinco adultos y cuatro niños heridos en el tiroteo del 5 de noviembre fueron llevados al centro de trauma. Un paciente pediátrico murió, y los otros fueron posteriormente tratados y dados de alta en los siguientes dos meses, “Ryland fue el último”.

Otros ocho pacientes, ya dados de alta, los trató el centro Médico Brooke Army. Todos han sido liberados. Solo faltaba Ryland.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS