Estados Unidos

¿Por qué el consulado chino intentó censurar esta actividad en una universidad estadounidense?

¿Por qué el consulado chino intentó censurar esta actividad en una universidad estadounidense?
Compartir

Practicantes estadounidenses de la disciplina espiritual Falun Dafa realizaron una actividad de demostración de ejercicios y meditación, y recolectaron firmas en la Universidad de Georgia (UGA) el 17 y 18 de septiembre, pero se encontraron con la interferencia ejercida por el consulado chino en Atlanta.

Según reporta el sitio Minghui.org, una web que difunde las actividades de Falun Dafa, el evento tenía la intención de difundir esta práctica milenaria de la Escuela Buda y a la vez “generar conciencia a los estudiantes y cuerpo docente sobre la persecución perpetrada por el Partido Comunista Chino contra los practicantes de Falun Dafa en los últimos 18 años”.

En los dos días, más de mil estudiantes, profesores y personal firmaron peticiones para detener la persecución religiosa llevada a cabo por el régimen comunista.

Sin embargo, influenciados por el consulado chino, los estudiantes de la asociación china (CSA) planificaron actividades para interferir con el evento, aunque no tuvieron éxito.

Reconocida como “Public Ivy” (un término otorgado a reconocidas instituciones educativas de los EE.UU.), la Universidad de Georgia (UGA) es la academia más grande del estado de Georgia y actualmente cuenta con alrededor de mil estudiantes de China.

(Practicantes de Falun Dafa hablan sobre Falun Dafa y sobre la persecución en China con los transeúntes en la Universidad de Georgia el 18 y 19 de septiembre de 2017. (Minghui.org))

Generando conciencia sobre la persecución

Fuera del centro de estudiantes Tate, los practicantes colocaron un stand donde exhibieron estandartes, carteles sobre Falun Dafa y la persecución en China.

Luego que los peatones leyeron los carteles y hablaron con los practicantes, muchos se sorprendieron al conocer las diversas torturas infligidas por el régimen comunista chino a los practicantes de Falun Dafa por sus creencias.

Muchos expresaron su voluntad de ayudar a los practicantes firmando la petición para poner fin a la brutal persecución. Otros con un fuerte interés en los ejercicios de la práctica, aprendieron a hacerlos durante el evento.

(Estudiantes de la Universidad de Georgia aprenden los ejercicios de Falun Dafa. (Minghui.org))

Tom, una de las personas que coordinaba la actividad, dijo que se recogieron más de mil firmas en los dos días.

Los que firmaron incluyeron al cuerpo docente, el personal, los estudiantes de Georgia, de otros estados y del extranjero.

“Estas peticiones serán enviadas a las oficinas de Johnny Isakson y David Perdue, dos senadores de Georgia, para que puedan hacer un seguimiento con los legisladores instando a detener la persecución en China”, afirmó.

Jessie, una estudiante de Corea del Sur con herencia china, dijo que la persecución “absolutamente” necesita detenerse, y firmó la petición sin vacilar.

Por su parte, Azima, una estudiante de la India, agregó su firma y dijo que estudiaría el asunto más a fondo en Internet.

Stephanie, coordinadora de una organización estudiantil, firmó la petición y más tarde pidió a sus amigas Ursula y Helen que hicieran lo mismo. “No podemos permitir que tal crimen continúe”, remarcó.

La embajada china fracasa en su intento de interferir con los practicantes

La asociación de estudiantes de China (CSA), una organización del campus con estrechos vínculos con el consulado chino, hizo varios intentos para interferir con el evento de los practicantes.

Un aviso fue enviado en la tarde del 17 de septiembre, desde la cuenta oficial de la organización en WeChat, una plataforma de medios de comunicación social que es muy utilizada por los chinos.

El aviso decía: “Falun Dafa instalará un puesto en Tate mañana para difamar a China”. Un aviso similar fue enviado nuevamente en la mañana del 18 de septiembre.

Los avisos también incluían un enlace a un documento de Google que pedía “voluntarios” para protestar: “Necesitamos más apoyo, incluso si simplemente se presentan y no pueden permanecer allí”.

Este aviso fue rápidamente reportado a la sucursal del FBI en Atlanta.

Un oficial dijo que prestará mucha atención, y tomará las medidas apropiadas contra cualquiera que viole los derechos humanos, cometa crímenes de odio o trabaje para los gobiernos comunistas del extranjero.

Tom dijo que algunos estudiantes chinos se presentaron durante los dos días, y muchos aceptaron materiales de los practicantes.

“No vimos las protestas como las que fomentaron los avisos de la CSA”, comentó. “De hecho, desde el seguimiento de las discusiones sobre WeChat, parece que muy pocos estudiantes estaban dispuestos a participar en actividades respaldadas por el consulado chino”, añadió.

El Sr. Sun, director ejecutivo de la Asociación de Falun Dafa en Atlanta, dijo que lo que el consulado de China y la CSA hicieron, pudo haber violado ciertas leyes de Estados Unidos.

“De acuerdo con la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) aprobada hace décadas, si un estudiante recibe el pago del Consulado Chino y actúa en su nombre, pero no revela tal conexión, puede anular la legitimidad de la visa del estudiante. Las consecuencias son de expulsión o deportación”, explicó.

Además, la participación del consulado de China en este caso pudo haber violado los derechos humanos.

El Sr. Sun observó: “Cuando el consulado chino les dice a los estudiantes que no asistan a los eventos de los practicantes de Falun Dafa o [intentan] movilizarlos para una protesta, puede desencadenar la curiosidad de los estudiantes para averiguar lo que realmente está pasando, como hemos visto durante estos dos días”.

“Animó a los estudiantes chinos para que vean con sus propios ojos y desarrollen un pensamiento independiente”, agregó Sun.

“Ya que estamos aquí en la tierra de la libertad, ¿por qué no permanecer fuera de la influencia del consulado chino y convertirse en una persona lúcida?”, concluyó.

Artículo publicado originalmente en Minghui.org


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO