Corea del Sur trabaja para determinar la ‘verdadera’ razón de la cancelación del diálogo intercoreano

Por La Gran Época y Reuters

SEUL.– A primera hora de la mañana del miércoles, Corea del Norte suspendió bruscamente las conversaciones de alto nivel programadas con Seúl, citando una provocación de parte de los ejercicios militares anuales entre Corea del Sur y Estados Unidos, como su razón para la demora indefinida del diálogo.

Sin embargo, el funcionario surcoreano Cheong Wa Dae, dijo que el Sur está trabajando para determinar la razón subyacente del anuncio de Corea del Norte, informó la agencia de noticias Yonhap.

Un reporte de la agencia oficial KCNA de Corea del Norte, atacó con furia a los ejercicios de combate aéreo “Trueno Máx” que involucran a los cazas furtivos estadounidenses y bombarderos B-52, pareciendo marcar una ruptura de la Declaración de Panmunjom del 27 de abril y las cálidas relaciones entre Corea del Norte y  Sur, y entre Pyongyang y Washington, que prosperaron durante meses.

Los ejercicios “Max Thunder”, dirigidos a “aumentar la capacidad de los pilotos”, continuarán según lo planeado. No tienen como objetivo atacar a una tercera parte, dijo el Ministerio de Defensa del Sur.

KCNA por su parte calificó a los simulacros de aire como una “provocación”, que iba en contra de la tendencia a estrechar los lazos.

“Estados Unidos también tendrá que llevar a cabo cuidadosas deliberaciones sobre el destino de la planeada Cumbre Corea del Norte-EE. UU.,  a la luz de este provocativo alboroto militar conducido conjuntamente con las autoridades de Corea del Sur”, dijo KCNA, en lo que algunos expertos en seguridad dicen que podría ser un intento del régimen comunista de ganar un poco más de terreno antes de la cumbre, informó Yonhap.

El jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, dijo después de reunirse con Kim, a principios de marzo, que el líder norcoreano entendió que los ejercicios militares conjuntos “rutinarios” entre Corea del Sur y Estados Unidos continuarían a pesar de estrechar los lazos.

Eso fue ampliamente considerado como una gran concesión de Corea del Norte, aunque Pyongyang nunca retiró públicamente su demanda de larga data, para el fin de los simulacros.

Kim Jong Un había dicho anteriormente que entiende la necesidad y la utilidad para Estados Unidos y la República de Corea de continuar con sus ejercicios conjuntos”, dijo la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, en conferencia de prensa.

“No hemos escuchado nada de ese gobierno o del gobierno de Corea del Sur que indique que no continuemos realizando estos ejercicios o que no contiinuemos planificando nuestra reunión entre el presidente Trump y Kim Jong , el próximo mes”, dijo.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que Estados Unidos examinará la declaración de Corea del Norte, “y continuará coordinando estrechamente con sus aliados”.

¿Línea dura dentro del régimen de Corea del Norte?

KCNA dijo que Corea del Norte suspendía la reunión Norte-Sur a nivel ministerial, que debía realizarse el miércoles y cuyo objetivo era centrarse en los planes para implementar la declaración de la cumbre intercoreana, incluidas las promesas de finalizar formalmente la Guerra de Corea de 1950-53 y proseguir con la “desnuclearización completa”.

“Estados Unidos debería esforzarse por crear una atmósfera de respeto mutuo y confianza antes del diálogo, sin recurrir a una tonta farsa que pueda revertir la buena tendencia creada con mucho esfuerzo”, añadió.

El Pentágono informó que los ejercicios “Max Thunder”, del 14 al 25 de mayo, son de naturaleza rutinaria y defensiva. Un portavoz dijo que los ejercicios se llevarán a cabo en la base aérea de Gwangju y que serán “a una escala similar a la de los años anteriores”.

El portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Baik Tae-hyun, dijo que la decisión de Corea del Norte de posponer unilateralmente las conversaciones es “lamentable”.

“Tal acción del Norte es inconsistente con el espíritu fundamental y el propósito de la Declaración de Panmunjeom, acordada por los líderes del Sur y del Norte el 27 de abril”, dijo Baik.

“La decisión de Corea del Norte de posponer unilateralmente las conversaciones de alto nivel entre las dos Coreas, citando un simulacro aéreo conjunto anual entre Corea del Sur y Estados Unidos, no está en línea con el espíritu de la Declaración de Panmunjom, y es lamentable”. Corea del Sur dijo que está trabajando para solicitar más aclaraciones de Corea del Norte sobre el motivo de su cancelación.

El año pasado, Max Thunder involucró en la aviación a aproximadamente 1500 estadounidenses y surcoreanos, e incluyó vuelos de los aviones de combate F-16, según un sitio web de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el domingo que Estados Unidos acordaría levantar las sanciones contra Corea del Norte si acordaba desmantelar por completo su programa de armas nucleares, una medida que dijo crearía una prosperidad económica que rivalizaría con la de Corea del Sur.

Corea del Norte dijo el sábado que desmantelaría su sitio de prueba de la bomba nuclear en algún momento entre el 23 de mayo y el 25 de mayo para mantener su promesa de suspender las pruebas.

Joshua Pollack, del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales en California, dijo que Pyongyang parecía irritado por el voto de la administración de Estados Unidos de mantener sanciones.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS