La industria del turismo espacial ya está planeando cómo entretenerte en el Espacio

Es el amanecer de los viajes espaciales comerciales y ha surgido toda una industria para servir a los turistas que viajarán a la última frontera.

Hay por lo menos siete empresas en Estados Unidos compitiendo por transportar a los clientes al espacio. Se están elaborando planes para cruceros de recreo, hoteles espaciales, e incluso, una nueva moneda galáctica, PayPal Galáctica, para pagar sus cuentas fuera de la Tierra.

Una compañía llamada Space Adventures es la primera agencia a medida, de viajes suborbitales a través del sistema solar. En Space Adventures puedes reservar una variedad de “experiencias de vuelos espaciales privados para todos los niveles de interés y presupuestos”, tales como un viaje de 10 días a la Estación Espacial Internacional (precio sujeto a la fecha de salida), la oportunidad de experimentar un vuelo de gravedad cero (4.950 dólares + impuestos), y experimentar un entrenamiento de vuelo del espacio de un astronauta (el precio depende de la elección del itinerario).

La superestrella soprano Sarah Brightman ha estado entrenando desde enero para viajar a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) a través de Space Adventures, con lo que se convertirá en la primera artista en cantar en vivo desde el espacio.

La empresa Cosmic Lifestyle Corp. se está preparando para el primer happy hour en el espacio exterior con sus impresos en tercera dimensión y sus cócteles de gravedad cero. El proyecto es “un intento por cerrar la brecha entre la visión del turismo espacial y la realidad convencional”, dice el sitio web de la empresa. La brecha de la realidad puede ser todavía un poco demasiado amplia, ya que su campaña en Kickstarter solamente recaudó 3.430 dólares de su objetivo de 30.000.

Cóctel de gravedad cero de la Cosmic Lifestyle Corp. (Cortesía de Cosmic Lifestyle Corp.)
Cóctel de gravedad cero de la Cosmic Lifestyle Corp. (Cortesía de Cosmic Lifestyle Corp.)

El cerebro detrás de Cosmic Lifestyle Corp. es Samuel Coniglio, un veterano activista del espacio y ex vicepresidente (y actual miembro del consejo) de la Sociedad de Turismo Espacial.

Actividades en el Espacio

La Sociedad de Turismo Espacial fue fundada en 1996 con la misión de fomentar la demanda y los recursos para hacer que el turismo espacial esté a disposición del mayor número posible de personas tan pronto como sea posible.

El fundador y presidente de la Sociedad de Turismo Espacial, John Spencer, dijo que mientras que compañías como SpaceX y Virgin Galactic están pensando en el acceso y el retorno desde el espacio, su organización se centra en qué hacer en el espacio, lo que él llama la “economía de la experiencia en el espacio.”

Él está pensando en cuestiones tales como la forma de cocinar y servir una comida de 5 estrellas en el espacio, como serán los peinados de gravedad cero, y qué actividades recreativas debería haber.

Él tiene grandes planes como el paracaidismo suborbital, el ballet de gravedad cero, y el baloncesto del espacio, además de su plan a largo plazo para hacer la gran carrera rover lunar alrededor de la circunferencia de la luna.

En el amanecer de los viajes espaciales comerciales surge toda una industria para servir a los turistas que viajarán a la última frontera, y ya hay por lo menos siete empresas en Estados Unidos compitiendo por transportar a los clientes al espacio. Se están elaborando planes para cruceros de recreo, hoteles espaciales e incluso una nueva moneda galáctica, PayPal Galáctica, para pagar sus cuentas fuera de la Tierra.

Una compañía llamada Space Adventures es la primera agencia a medida de viajes suborbitales a través del sistema solar. En Space Adventures puedes reservar una variedad de “experiencias de vuelos espaciales privados para todos los niveles de interés y presupuestos”, tales como un viaje de 10 días a la Estación Espacial Internacional (precio sujeto a la fecha de salida), la oportunidad de experimentar un vuelo de gravedad cero (4.950 dólares + impuestos), y experimentar un entrenamiento de vuelo del espacio de un astronauta (el precio depende de la elección del itinerario).

La superestrella soprano Sarah Brightman comenzó a entrenar en enero para viajar a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) a través de Space Adventures, con lo que se convertirá en la primera artista en cantar en vivo desde el espacio.

La empresa Cosmic Lifestyle Corp. se está preparando para el primer happy hour en el espacio exterior con sus impresos en tercera dimensión y sus cócteles de gravedad cero. El proyecto es “un intento por cerrar la brecha entre la visión del turismo espacial y la realidad convencional”, dice el sitio web de la empresa. La brecha de la realidad puede ser todavía un poco demasiado amplia, ya que su campaña en Kickstarter solamente recaudó 3.430 dólares de su objetivo de 30.000.

Modelo tipo crucero

Spencer toma a la industria de los cruceros como modelo para el turismo espacial. Dijo que los cruceros son similares en que “son un equipo complejo que lleva a las personas a un ambiente hostil como el océano” y que tienen un modelo de negocios que “obtiene la mayor cantidad de dinero posible”.

Spencer no tiene dudas sobre el modelo de negocios para los viajes fuera de la Tierra. El valor para los proveedores y turistas está en la marca, la posición social y el prestigio, dice.

Como un galardonado arquitecto de la NASA, el gran proyecto personal de Spencer es un súper yate orbital llamado “Destiny” para 10 pasajeros más la tripulación, por tanto espera que no sea demasiado difícil convencer a una mega corporación comprar el prestigio de ser dueño de los primeros yates espaciales.

Súper yate orbital "Destiny", creado y diseñado por John Spencer, fundador y presidente de la Sociedad de Turismo Espacial. (Cortesía de John Spencer)
Súper yate orbital “Destiny”, creado y diseñado por John Spencer, fundador y presidente de la Sociedad de Turismo Espacial. (Cortesía de John Spencer)

Desventaja

Es cierto que hay riesgos asociados con los viajes espaciales. El 31 de octubre de 2014, la Nave Espacial de Virgin Galactic II se estrelló durante un vuelo de prueba, matando a un piloto e hiriendo gravemente a otro. Pero la compañía se recuperó y la Nave Espacial III estará lista para vuelos de prueba probablemente hacia finales del verano.

“Es arriesgado. Eso es parte de la singularidad, por presumir de ir al espacio”, dijo Spencer.

Aparte de la posibilidad de chocar, y una serie de otras situaciones de emergencia tales como incendios, fallas en los equipos, accidentes y así sucesivamente, otra preocupación a largo plazo es el cáncer.

En agosto pasado la Oficina de Transporte Espacial Comercial de la Administración Federal de Aviación elaboró ​​un documento sobre Prácticas recomendadas para la seguridad de los ocupantes en los Vuelos Espaciales Humanos.

“Los ocupantes que están expuestos a radiaciones ionizantes durante el vuelo espacial tienen un mayor riesgo de cáncer, y su progenie tienen un mayor riesgo de heredar enfermedades genéticas. Este es un riesgo inherente de los vuelos espaciales”, dice el informe.

Spencer dijo que esto no es una preocupación importante en este momento, ya que el riesgo para los que viajan al espacio una sola vez no es muy grande, pero se convertirá en una mayor preocupación cuando los miembros de la tripulación pasen más tiempo en el espacio.

“A bordo de mi súper yate, tengo los alojamientos para la tripulación en la zona más protegida… por lo que los miembros de la tripulación son los menos expuestos a la radiación”, dijo Spencer.

Aunque es un problema, él siente que no es un obstáculo y dice que hay un montón de gente inteligente trabajando en ello.

“Hasta donde yo sé, nunca oí hablar a nadie que sea creíble decir que no podemos ir al espacio porque es demasiado peligroso”, agregó.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS