África, Internacionales, Noticias de última hora

Puede haber un trono de hierro «extraterrestre» en la Gran Pirámide de Keops, dicen científicos

Puede haber un trono de hierro «extraterrestre» en la Gran Pirámide de Keops, dicen científicos
La habitación puede contener, en su extremo superior y exactamente debajo del vértice de la gran pirámide, un objeto que necesita Keops después de cruzar las puertas: el «trono de hierro» mencionado en los Textos de las Pirámides. (Crédito de Marco Di Lauro/Getty Images)
Compartir

Existe una enigmática cavidad vacía de aproximadamente 30 metros de largo dentro de la Gran Pirámide de Keops, en Giza, Egipto, la cual según últimas informaciones podría contener un «trono de hierro» hecho de metal extraterrestre.

A principios de noviembre de 2017, Nature publicó los resultados del proyecto Scan Pyramids sobre este descubrimiento, y en ese momento los científicos dejaron a los egiptólogos y arqueólogos la pregunta sobre ¿qué podría ser este vacío dentro de la pirámide?.

Ahora, Giulio Magli, Director del Departamento de Matemáticas y Profesor de Arqueoastronomía en el Politécnico de Milán, basado en el estudio de textos egipcios antiguos, ha presentado una de las primeras hipótesis sobre la función y contenido de este hallazgo reciente.

«La pirámide de Keops es uno de los monumentos más grandes y complejos de la historia de la arquitectura. Se accede a sus habitaciones internas a través de estrechos túneles, uno de los cuales, antes de llegar a la cámara funeraria, se ensancha y se eleva formando la llamada Gran Galería. La habitación recién descubierta está sobre esta galería, pero no tiene una función práctica de “aliviar peso”, porque el techo de la galería ya estaba construido con una técnica de ménsulas por esta misma razón», describió Giulio Magli, según la Cornell University Library.

“La cavidad descubierta se encuentra a lo largo del eje Norte-Sur de la pirámide y esto tiene un significado simbólico especial”.

Según los textos antiguos, el alma del faraón difunto tomaría su lugar entre las estrellas que nunca mueren, en las constelaciones circumpolares de la Osa Mayor y el Dragón.

Pero que antes de llegar a las estrellas del norte, tendrá que pasar las “puertas del cielo” y sentarse en su “trono de hierro”.

Dentro de la Pirámide hay cuatro ejes estrechos dirigidos a las estrellas.

Dos de los cuatro canales se abren a las fachadas del monumento, mientras que los otros dos se abren a puertas pequeñas. Una de las dos puertas, la del sur, ha sido explorada varias veces sin resultados, mientras que la del norte todavía está sellada.

“Es probable que se comunique con la nueva cámara, donde podría encontrarse el trono con el cual el faraón debería sentarse entre las estrellas”, dijo Magli.

La habitación puede contener, en su extremo superior y exactamente debajo del vértice de la gran pirámide, un objeto que necesita Keops después de cruzar las puertas: el «trono de hierro» mencionado en los Textos de las Pirámides.

El hierro del antiguo Egipto provenía del cielo

En opinión de este experto, podemos tener una idea de cómo podría ser este trono, comparándolo con el de la madre de Keops, la reina Hetepheres, que fue encontrado en pedazos y reconstruido por la Universidad de Harvard.

(Una reconstrucción del trono con láminas de oro de Hetepheres, madre de Keops). (Crédito de Giulio Magli)

El de ella es una silla baja de madera de cedro cubierta con láminas de oro y cerámica. La de Keops podría ser similar, pero cubierto con finas láminas de hierro.

Pero el hierro de ese trono no es común, porque vino del cielo.

“En la época de Keops no había ningún tipo de extracción de hierro. Entonces, el único que los egipcios conocieron fue el que trajeron a la Tierra meteoritos reconocibles a partir del alto porcentaje de níquel: ellos lo fundieron para producir pequeños objetos rituales. También la hoja de la daga de Tutankhamon estaba hecha de hierro meteorito como lo demostró un reciente estudio internacional en el que participó el Politécnico de Milán».

(También la hoja de la daga de Tutankhamon estaba hecha de hierro de meteoritos)

Sin embargo, falta un paso más para saber si este trono está realmente escondido en el corazón de la pirámide, “debemos usar pequeños robots exploradores capaces de penetrar en apenas centímetros la roca. Es una oportunidad que estamos esperando, pero la decisión solo corresponde a las autoridades egipcias”, dijo Magli.

La Gran Pirámide de Keops, que se alza junto a otras grandes pirámides, es un logro imponente, notable por su belleza y grandiosidad colosal. Es el emblema de una de las grandes civilizaciones de la antigüedad. Se eleva a una altura de 146 metros, y es considerada la estructura más alta construida por la humanidad hasta la Torre de Eiffel en París en 1889. Su base mide 230 metros.

(Crédito de PATRICK HERTZOG/AFP/Getty Images)

Fue construida durante el reinado del faraón Khufu, o Keops.

El descubrimiento proviene del proyecto llamado Scan Pyramids que se basa en métodos de exploración no invasivos de las pirámides del glorioso período del antiguo Egipto.

Utilizan partículas de muón a partir de las interacciones entre los rayos cósmicos del espacio y los átomos de la atmósfera superior de la Tierra. Las partículas pueden penetrar cientos de metros en la piedra antes de ser absorbidas.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO