Estados Unidos, Internacionales

Empleado de Twitter revela un sesgo anti Trump de la empresa

Detalla que Twitter conserva numerosos registros de sus usuarios y los empleados tienen acceso a todos los posteos y mensajes privados.

Empleado de Twitter revela un sesgo anti Trump de la empresa
Clay Haynes, ingeniero senior de seguridad de redes en Twitter, explica la cantidad de información que Twitter retiene sobre sus usuarios, en un video encubierto publicado por el Proyecto Veritas el 10 de enero de 2018. (Video del Proyecto Veritas)
Compartir

Un empleado senior de Twitter fue capturado en un video que detalla los tipos de información que la compañía de redes sociales mantiene en los usuarios. Él y muchos otros en Twitter tienen un fuerte sesgo anti-Trump, y dijo que está preparado para dar al Departamento de Justicia un borrador de tuits y transcripciones de chat del presidente Donald Trump.

El video forma parte de la serie de investigación “American Pravda” del Proyecto Veritas, especializada en periodismo de investigación encubierto. La serie de videos expuso el prejuicio político en CNN, Washington Post y New York Times; y recientemente ha comenzado a exponer a las compañías de redes sociales.

Twitter, Facebook y Google fueron acusados de censurar y discriminar a los conservadores. Actualmente, Google está siendo demandado por un ex empleado que alega discriminación por sus opiniones conservadoras, y Twitter entró en una controversia sobre el monitoreo de la actividad de Internet de cada usuario y potencialmente penalizarlos por los sitios que visitan.

El último video es la primera parte de una serie que expone a Twitter, y se centra principalmente en Clay Haynes, un ingeniero de seguridad de red senior que trabaja en Twitter desde septiembre de 2016. Describe su trabajo a un periodista encubierto como “el guardaespaldas de la red”.

El presidente del proyecto Veritas, James O’ Keefe, explica el propósito del video al principio, afirmando que “Twitter se llama a sí mismo la ‘plaza de la ciudad global’, pero en realidad quieren controlar el pensamiento, las ideas e incluso nuestro propio sistema político”.

Haynes revela la cantidad de información que Twitter retiene sobre sus usuarios, revela que guarda esta información en caso de que las autoridades lo soliciten, y sugiere que algunos empleados de Twitter pueden acceder a esta información sobre los usuarios.

Declara: “Podemos ver absolutamente cada mensaje, cada tuit, cualquier cosa en la que te conectes, qué fotos de perfil subes, qué fotos de perfil pensabas que ibas a hacer”.

Haynes detalla más, declarando que “Lo que podemos hacer de nuestro lado es realmente aterrador”.

“Tenemos acceso total a la cuenta de cada persona, cada mensaje directo, mensajes directos eliminados, tuits eliminados”, dice. “Te puedo decir exactamente quién entró desde dónde, qué nombre de usuario y contraseña, cuándo cambiaron su contraseña”.

En el video, Haynes sugiere que él podría usar esta información para propósitos políticos.

Haynes se describe a sí mismo como un liberal de corazón sangrante, y dice que no le gusta Trump y “quiero deshacerme de él”. Observa que las evaluaciones internas en Twitter sugieren que muchos de sus empleados tienen opiniones similares.

A continuación, explica que podría utilizar los datos que Twitter retiene sobre sus usuarios para avanzar en su causa, señalando “Estamos más que felices de ayudar al Departamento de Justicia en su pequeña investigación”. Dice que podría proporcionar al Departamento de Justicia “todos y cada uno de los tuits que ha publicado. Incluso los que ha eliminado. Cualquier mensaje directo, cualquier mención”.

Cuando un reportero encubierto le preguntó si Twitter está trabajando con el Departamento de Justicia en esto, él respondió: “No puedo comentar, y aunque supiera no lo haría”.

Sin embargo, la posición de Haynes puede no reflejar la postura oficial de Twitter en los tuits de Trump. Él explica que Twitter considera los tuits de Trump como de interés periodístico, y por eso “tenemos que dejar que esos tuits suban”.

Después de que el video fue publicado, Haynes declaró en Twitter, “Bueno. Esto no es divertido”.

https://twitter.com/dark_15/status/951128241569280000

Twitter respondió al video, diciendo a International Business Times: “Deploramos las tácticas engañosas y malintencionadas por las que se obtuvo esta grabación”, y afirma que Haynes “hablaba a título personal y no representaba o hablaba por Twitter”.

Añadió, “Twitter sólo responde a las solicitudes legales válidas, y no comparte ninguna información de usuario con orden pública sin tal solicitud”.

O’ Keefe declaró en un comunicado de prensa, que “aunque Haynes estaba especulando sobre ayudar a la Justicia, su admisión muestra un claro y peligroso prejuicio político en los niveles más altos de Twitter”.

“La pregunta es: si Twitter da información privada sobre el Presidente al Departamento de Justicia, ¿están violando la ley, traicionando un fideicomiso, siguiendo una petición oficial o satisfaciendo una agenda política al liderar una cruzada contra el Presidente”?, cuestionó O’ Keefe.

 

Por favor compartí este artículo en tus redes sociales, de ésta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO