Asia-Pacífico, Internacionales, Salud

Vacuna contra el dengue: Filipinas se prepara para “el peor escenario” por efectos adversos en más de 700.000 chicos

Vacuna contra el dengue: Filipinas se prepara para “el peor escenario” por efectos adversos en más de 700.000 chicos
Una estudiante de primaria hace una mueca mientras una enfermera administra una vacuna contra el dengue en la Escuela Primaria Parang en Marikina, al oeste de Manila, Filipinas, el 4 de abril de 2016. (NOEL CELIS / AFP / Getty Images)
Compartir

El Ministerio de Salud de Filipinas anunció que el país se prepara para “el peor escenario“, después de conocer oficialmente que la vacuna del dengue administrada a los niños en 2016, en vez de prevenir causará un estado de enfermedad muy grave en los próximos años.

Filipinas fue el primer país en utilizar la vacuna Dengvaxia contra el dengue, que la compañía farmacéutica francesa Sanofi propuso para prevenir los casos graves que requieren hospitalización. Se aplicó a 733.000 niños, explicó el portavoz del Departamento de Salud Eric Tayag.

El error que reconoció Sanofi en un comunicado de prensa del 29 de noviembre, es que la vacuna se aplicó como prevención en niños sanos, que no habían tenido contacto previo con el dengue. En ellos se descubrieron efectos adversos a largo plazo. Sin embargo aún se espera informes de terceros, sobre la validad de este tipo de vacuna en las personas ya contagiadas.

“Basado en hasta seis años de datos clínicos, el nuevo análisis evaluó la seguridad y eficacia a largo plazo de Dengvaxia en personas que habían sido infectadas con dengue antes de la vacuna y en las que no. El análisis confirmó que Dengvaxia proporciona un beneficio de protección persistente contra la fiebre del dengue en aquellos que tuvieron una infección previa. Sin embargo, para aquellos que no habían sido infectados previamente por el virus del dengue, el análisis encontró que a más largo plazo, más casos de enfermedad severa podrían ocurrir luego de la vacuna frente a una infección por dengue.

Una hembra de Aedes aegypti en plena acción, picando a un humano. (Imagen: Wikipedia)

El dengue es una enfermedad viral dolorosa y debilitante transmitida por mosquitos. Millones de personas viven en riesgo de contraer dengue una o más veces, generalmente en las temporadas de lluvia, en zonas endémicas.

Un día después del reconocimiento de la farmacéutica,Tayag dijo a la cadena de televisión ABS-CBN que “el Departamento de Salud está preparado para el peor de los casos”.

Tayag explicó que de acuerdo a la información obtenida, el empeoramiento y efectos adversos se observarán aproximadamente cinco años después de la vacunación, sin embargo pedirá en su país informes de las últimas hospitalizaciones de dengue.

Más de 1.000 personas en Filipinas murieron de dengue el año pasado, entre más de 211,000 casos sospechosos, según el gobierno.

El resultado pone en evidencia que la aplicación de vacunas sin estudios previos a largo plazo, tiene riesgos. Esto fue denunciado por estudios universitarios.

Las vacunas incluyen virus potencialmente activos o virus atenuados por manipulación del hombre, en la mayoría de los casos desarrollados dentro de otros virus, que los replican con mayor velocidad. Su fundamento es que la persona al incorporar el germen en su cuerpo genera las defensas necesarias.

En base a algunos estudios, médicos temen que nuevas vacunas estén liberando agentes que son virus muy poderosos, que se replican generando descendencias aún mas poderosas dentro de la persona vacunada.

Según el Dr. Su-Peing Ng, jefe médico global del Sanofi Pasteur, los resultados del nuevo estudio sobre sus vacunas “resaltan la naturaleza compleja de la infección por dengue”.

“Cada año se reportan 390 millones de infecciones por dengue. Las personas pueden infectarse con dengue hasta cuatro veces en su vida y pueden enfermarse gravemente después de cualquiera de estas infecciones. Los datos de vigilancia de algunos países endémicos indican que entre el 70 y el 90 por ciento de las personas habrán estado expuestas al dengue al menos una vez cuando lleguen a la adolescencia”, afirmó Su-Peing.

El costo de salud hospitalaria del dengue es elevado, por lo que los gobiernos optan por la vacuna, es decir la inoculación del virus incluso en personas sanas.

Según Su-Peing, los gobiernos han optado por una estrategia de vacuna con Dangvaxia en personas de 9 años, después que su farmacéutica presentó estudios de 25 meses en que se comprobó una disminución del 80% de hospitalizados, y 93 % de enfermos graves.

La realidad hoy es diferente. Después de cinco años, solo se han visto beneficios en aquellos que ya habían sufrido la enfermedad del dengue, es decir quienes habían incluso adquirido sus propias defensas.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO