Internacionales

Trump minimiza sanciones de la ONU a Corea del Norte y pide jugar más fuerte

Trump minimiza sanciones de la ONU a Corea del Norte y pide jugar más fuerte
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un. (La Gran Época)
Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que las últimas sanciones de la ONU contra Corea del Norte “eran sólo un paso muy pequeño y nada comparado con lo que tendría que suceder para tratar con el programa nuclear del país”.

El Consejo de Seguridad de la ONU votó unánimemente este lunes la propuesta de Estados Unidos para impulsar las sanciones contra Corea del Norte, prohibiendo exportaciones de textiles rentables y suministros de combustible, lo que provocó una nueva amenaza de represalias desafiantes contra Estados Unidos.

La decisión del lunes, provocada por el sexto y mayor ensayo nuclear del país asiático este mes, fue la novena de esas resoluciones aprobadas por unanimidad por el Consejo de Seguridad de 15 miembros desde 2006 sobre los programas de misiles balísticos y nucleares de Corea del Norte.

China y Rusia pidieron una resolución centrada en una solución política a la escalada de la crisis sobre el programa nuclear de Corea del Norte.

Entre tanto, Trump dijo a periodistas al comienzo de una reunión con el primer ministro de Malasia, Najib Razak, que estaba complacido de que Malasia ya no hiciera negocios con Corea del Norte, antes de añadir que acababa de discutir el voto de la ONU con el secretario de Estado, Rex Tillerson.

“Creemos que es sólo otro paso muy pequeño.. No sé si tiene algún impacto, pero ciertamente fue bueno tener 15 votos (…) Pero esas sanciones no son nada en comparación con lo que en última instancia tendrá que suceder”, precisó Trump quien ha prometido no permitir que Corea del Norte posea un misil nuclear capaz de llegar a Estados Unidos.

La prueba de un misil balístico en una ubicación confidencial en Corea del Norte en una foto sin fecha publicada por la Agencia Central de Noticias oficial de Corea del Norte, el 30 de mayo de 2017. (STR/AFP/Getty Images)

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, argumentó el martes en una conferencia que si China no sigue las nuevas sanciones, “les impondremos sanciones adicionales e impediremos que accedan al sistema estadounidense e internacional”.

Washington hasta ahora ha detenido en gran medida nuevas sanciones contra los bancos chinos y otras empresas que hacen negocios con Corea del Norte, dado el temor de represalias por parte de Beijing y posiblemente efectos de largo alcance sobre la economía mundial.

Corea del Norte dijo que su prueba del 3 de septiembre era de una bomba de hidrógeno avanzada y que era su más poderosa.

Su embajador ante las Naciones Unidas en Ginebra, Han Tae Song, rechazó la resolución como “ilegal”, y dijo que Washington estaba” molesto por la confrontación política, económica y militar”.

Corea del Norte está “lista para usar una serie de medios definitivos”, dijo Han. “Las próximas medidas … harán que los Estados Unidos sufra el mayor dolor que haya experimentado en su historia”.

La última resolución de la ONU también insta a los países a inspeccionar buques en alta mar, con el consentimiento de la nación bajo cuya bandera navega la embarcación, si tienen motivos razonables para creer que los buques están transportando carga prohibida a Corea del Norte.

También prohíbe a las empresas conjuntas con entidades de Corea del Norte, a excepción de proyectos de infraestructura de servicios públicos sin fines de lucro, y prohíbe a los países traer nuevos trabajadores norcoreanos.

El martes, algunos legisladores de Estados Unidos pidieron una respuesta “supercargada” a las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte, diciendo que Washington debería actuar solo si es necesario endurecer las sanciones a empresas de China y cualquier otro país que negocie con Pyongyang.

El legislador Ed Royce, presidente republicano del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, dijo que Estados Unidos debería dar a los bancos y compañías chinas “una opción entre hacer negocios con Corea del Norte o los Estados Unidos”.

El secretario adjunto del Tesoro, Marshall Billingslea, reconoció en una audiencia en la Cámara que no había visto suficientes pruebas de que las sanciones anteriores eran efectivas, sino que defendió la estrategia de la administración.

Pidió a cualquier persona consciente de los esfuerzos para permitir que el comercio norcoreano se presente antes de ser atrapado. “Nos acercamos a los representantes comerciales de Corea del Norte”, dijo.

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, dijo que Estados Unidos “no busca la guerra” y que si Corea del Norte acordó detener su programa nuclear, podría “recuperar su futuro”.

“Si Corea del Norte continúa su camino peligroso, continuaremos con más presión”, dijo Haley, quien atribuyó una “fuerte relación” entre Trump y el presidente chino Xi Jinping para la resolución.

Haley además explicó que las sanciones podrían terminar en privar a Corea del Norte de 500 millones de dólares adicionales o más en ingresos anuales. Estados Unidos ha dicho que una serie de sanciones anteriores acordadas en agosto tenían como objetivo recortar los 3.000 millones de dólares de las exportaciones de Corea del Norte en un tercio.

La agencia oficial china de noticias Xinhua dijo en un comentario que la administración Trump estaba cometiendo un error al rechazar el compromiso diplomático con Corea del Norte.

“Los Estados Unidos necesitan pasar del aislamiento a la comunicación para poner fin a un” bucle sin fin “en la península coreana, donde” las pruebas nucleares y de misiles desencadenan sanciones más duras y sanciones más duras”


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO