Internacionales, Medio ambiente, Noticias

Anticipan erupción de la caldera Campi Flegrei en Europa

Anticipan erupción de la caldera Campi Flegrei en Europa
Caldera volcánica Campi Flégrei y la ciudad de Nápoles, Italia. (INGV)
Compartir

La gigantesca caldera del volcán Campi Flegrei, que domina el escenario de la ciudad de Nápoles cerca del importante volcán Vesuvio, protagonizó la más grande erupción de Europa de los últimos 200.000 años hace 39 mil años. Hoy expertos de la Universidad College London y el Observatorio Vesuviano de Italia, advierten que un nuevo episodio podría ser más pronto de lo pensado con un gran costo social.

La erupción prehistórica llamada Ignimbrite Campana, sepultó gran parte de la región Campania, al sur de Roma, donde se construyó Nápoles. Ahí se formó la caldera que hizo que se bajara el nivel de la corteza terrestre en una vasta área que incluye la zona llamada Campi Flégrei, junto con parte de la ciudad y parte de la bahía de Nápoles y Pozzuoli, de acuerdo al Instituto Nacional de Geofisica y Volcanes de Italia, en su reporte histórico.

Caldera volcánica Campi Flegrei y la ciudad de Nápoles. (INGV) Puntos rojo indican la actividad de la erupción hace 39.000 años.

Caldera volcánica Campi Flegrei y la ciudad de Nápoles. (INGV) Puntos rojo indican la actividad de la erupción hace 39.000 años.

Tres episodios de actividad registrados entre 1950 y 1984 levantaron el suelo de la frágil ciudad italiana cerca de tres metros. Esto continuó en 2005.

Un análisis de los geofísicos Christopher Kilburn, Giuseppe De Natale y Stefano Carlino, publicado el 21 de marzo de 2017, en base a registros hasta septiembre de 2016 indica que “la última ocasión de tal comportamiento ocurrió durante el siglo antes” de la histórica erupción de 1538, la única registrada en estos últimos milenios.

“El malestar actual es consistente con una reactivación del sistema magmático después de 412 años y, por lo tanto, con un aumento en la amenaza de la actividad volcánica a la población de la caldera de casi 360.000 personas, así como a los tres millones de residentes de Nápoles inmediatamente fuera de su Margen oriental”, documentan los autores.

Los tres episodios analizados ocurrieron entre abril de 1950 y mayo de 1952, desde julio de 1969 hasta julio de 1972 y desde junio de 1982 hasta diciembre de 1984. Los mayores movimientos de la caldera se concentraron en su parte central, que corresponde a la actual costa de Pozzuoli, donde el gobierno regional debió realizar evacuaciones preventivas.

Caldera volcánica Campos Flegreos. Fumarola en la zona activa del Monte Pozzuolo. (Wikimedia)

Caldera volcánica Campi Flegrei. Fumarola en la zona activa del Monte Pozzuolo. (Wikimedia)

Hoy el INGV está dando reportes semanales y mensuales de la actual actividad de la caldera. Las últimas deformaciones, según Giovanni Chiodini, del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanologia (INGV), de Bologna, se iniciaron en el 2005, y en 10 años acumularon 40 cm. de elevación del terreno.

Costo social

El nuevo estudio liderado por el Dr. Kilburn, director del Centro de Peligros de la Universidda College London, señala que todo indica que nueva erupción se está aproximando y podría significar un gran costo para Italia.

“Al estudiar cómo el terreno se está agrietando y moviéndose en Campi Flegrei, pensamos que puede estar acercándose a una etapa crítica donde la agitación adicional aumentará la posibilidad de una erupción, y es imperativo que las autoridades estén preparadas para esto”, explicó el Dr. Christopher Kilburn , Director del Centro de Peligros de la UCL.

De hecho los disturbios en 1970 y 1983 ya causaron que decenas de miles de personas fueran evacuadas de Pozzuoli, dijo el coautor del estudio, el Dr. Stefano Carlino, del Observatorio del Vesubio.

El conjunto de Campi Flegrei es una caldera grande, cubre más de 100 kilómetros cuadrados fuera de los suburbios occidentales de Nápoles y aparece como una depresión gigante en la superficie en lugar de una montaña cónica.

“Una erupción de hoy afectaría a las 360.000 personas que viven a través de la caldera y la población de Nápoles de casi un millón de personas”.

“La mayoría de los daños en crisis anteriores fueron causados por la sacudida sísmica de los edificios. Nuestros hallazgos demuestran que debemos estar preparados para una mayor cantidad de sismicidad local durante otro levantamiento y que debemos adaptar nuestros preparativos para otra emergencia, ya sea que conduzca o no a una erupción “, explicó el coautor del estudio, el profesor Giuseppe De Natale, ex Director del Observatorio del Vesubio, perteneciente al Instituto Nacional de Investigación de Italia (INGV) para el estudio de los terremotos y volcanes.

Campi flegrei sigue la tendencia de otras súper calderas

Según el Dr. Kilburn no se sabe cuándo o si este malestar prolongado llevará realmente a una erupción. Lo que ya se conoce es que la caldera se está comportando de la misma manera que otras calderas de gran tamaño repartidas en nuestro planeta.

Campi Flegrei está siguiendo una tendencia que hemos visto al probar nuestro modelo en otros volcanes, incluyendo Rabaul en Papua Nueva Guinea, El Hierro en el Canarias y Soufriere Hills en Montserrat en el Caribe”, añadió el geofisico.

El especialista resalta que “nos estamos acercando a las erupciones pronosticadas en los volcanes que han estado tranquilos durante generaciones mediante el uso de modelos físicos detallados para entender cómo se desarrolla la agitación anterior”.

El nuevo estudio es contrario de las hipótesis del pasado en que se sostiene que luego de que la corteza de las calderas se relajan luego de cada episodio de levantamiento del terreno.

Kilburn, De Natale y Carlino, sostienen que su nuevo modelo de falla elástico-frágil prueba la visión alternativa de que los sucesivos episodios de actividad y levantamiento de terreno que se han experimentado en más de medio siglo “promueven una acumulación a largo plazo de estrés en la corteza”.

“Los resultados proporcionan la primera evidencia cuantitativa de que Campi Flegrei está evolucionando hacia condiciones más favorables a la erupción e identificar pruebas de campo para las predicciones sobre cómo se comportará la caldera durante disturbios futuros”, reafirman los autores.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO